Tribunal de Transporte suspende 148 concesiones de buses por no incluir opinión de usuarios

El Tribunal Administrativo de Transportes suspendió la renovación de 148 concesiones de buses que fueron autorizadas por el Consejo de Transporte Público (CTP) el pasado 9 de abril para operar a nivel nacional.

La resolución se notificó a la Defensoría de los Habitantes el pasado jueves 12 de junio.

vocero defensoría de los habitantes, ahmed tabash

El vocero de la Defensoría, Ahmed Tabash, explicó que el Tribunal tomó la decisión de acoger una medida cautelar para frenar las concesiones aprobadas en abril, debido que el CTP no incluyó el criterio de los usuarios del servicio en el proceso de renovación.

La resolución del Tribunal argumenta que “se encuentra en riesgo el deber del Estado de garantizar a la actual sociedad costarricense un sistema del servicio público de transporte eficiente y eficaz que el usuario requiere”, al no incluir el criterio de los usuarios en la decisión final.

De acuerdo con Tabash, el proceso llevado por la Defensoría de los Habitantes pretende que a través de la medida cautelar se suspendan las renovaciones y se retome el asunto por el fondo, pero será el fallo final del Tribunal el que defina si se suspenden definitivamente o si se procede, pero con la inclusión de los criterios de los usuarios.

VOCERO DEFENSORÍA DE LOS HABITANTES, AHMED TABASH

La solicitud de medida cautelar fue presentada por la Defensoría el 25 de abril.

Los argumentos de la medida cautelar son que se violentan los derechos de los usuarios de buses al no tomarse en cuenta el criterio y la evaluación del servicio para renovar las concesiones a los empresarios por un periodo de siete años más.

La nueva Junta Directiva del CTP tendrá que retomar este proceso, una vez que se nombren a todos los miembros y sean juramentados.

La opinión de los usuarios resulta importante pues deben mostrar su parecer sobre la calidad del servicio que se brinda en su comunidad, lo cual puede incluso derivar una decisión sobre si mantener o no la concesión de la ruta a la empresa que lo opera o abrir un concurso para entregársela a otra.

La administración de Laura Chinchilla apuró la concesión a los transportistas, debido a que los permisos vencían en su mayoría en setiembre de este año, pero deseaban dejar el trámite realizado antes del cambio de poderes.