No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Tribunales unipersonales son la solución que propone Presidente de la Corte para aligerar juicios

Iniciativa no aplicaría para casos de crimen organizado, agresión sexual o violencia contra las mujeres

Cambiar los tribunales colegiados de tres jueces a instancias unipersonales es una de las medias que impulsa el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Carlos Chinchilla Sandí, para reducir la duración de procesos judiciales.

La medida fue profundizada la mañana de este lunes por el jerarca en el programa Nuestra Voz, luego de que el pasado 23 de mayo la diera a conocer en la conferencia de prensa posterior a la reunión que sostuvo con los presidentes de la República, Carlos Alvarado Quesada; de la Asamblea Legislativa, Carolina Hidalgo Herrera; y del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), Luis Antonio Sobrado González.

"Por la experiencia que se tiene, la que uno mismo ha tenido, da cuenta que la gran cantidad de asuntos que se conocen por tribunales de tres jueces en realidad no son de especial relevancia. La idea es que la gran mayoría de asuntos que hoy conocemos se hagan por un tribunal unipersonal y esto nos ahorraría muchísimo recurso humano, rapidez y eficacia", aseguró Chinchilla.

De acuerdo con el presidente del Poder Judicial, en dos años se vería una "reducción muy significativa" en la mora judicial.

Los tribunales unipersonales, según el jerarca, no podrían ver casos relacionados a crimen organizado, relaciones o agresiones sexuales contra menores de edad así como todos los contenidos en la Ley de la Penalización de la Violencia contra las Mujeres.

"Hoy que hablamos de déficit fiscal lo que nosotros potencializamos es que en vez de un juicio hecho por tres jueces tendríamos esos mismos tres jueces haciendo tres juicios a la vez y eso muy importante para el país y para todas las personas sometidas a procesos penales porque va a ser más rápida e inmediata la resolución", añadió Chinchilla.

Eliminar la fase intermedia

Otra de las propuestas que está sobre el tapete para disminuir el tiempo de espera en las pugnas judiciales es el de eliminar la etapa intermedia de los juicios, al expeler la audiencia preliminar.

Precisamente ese cambio podría reducir la duración de un proceso entre dos y tres años, tal y como lo estima el presidente de la Corte. El Estado de la Justicia 2017 señala que en Costa Rica, una disputa tarda en promedio siete años.

Una línea similar guarda el proyecto de Ley de Justicia Pronto y Cumplida, presentado en el cuatrienio anterior por el exdiputado del Partido Alianza Demócrata Cristiana (PADC), Mario Redondo Poveda. La iniciativa está contenida en el expediente 20.181 y establece una duración de máximo un mes para la fase intermedia de un proceso penal.

También en el espacio radiofónico, el excongresista manifestó su conformidad con que Floria Segreda Sagot, del Partido Restauración Nacional (PRN) y presidenta de la Comisión Permanente Ordinaria de Asuntos Jurídicos, se interesara en revivir el proyecto. El excandidato presidencial invitó a discutir la propuesta con Chinchilla de manera que se pueda buscar una solución a la duración de los juicios y la impunidad que puede generar la misma.