No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación
    • VozYVoto.org
    • DataBaseAR.com

Trump sugiere armar a profesores para evitar tiroteos en colegios

​Iniciativa surgió de un padre de familia

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, discutió el pasado miércoles 21 de febrero en la Casa Blanca con sobrevivientes y familiares de víctimas de tiroteos sobre la posibilidad de permitir profesores armados en las escuelas, y así evitar matanzas como la del 14 de febrero en el colegio Marjory Stoneman Douglas de Florida.

Trump dijo que la idea podría resolver muy bien estos problemas, pero que también sabía que parte de la población iba a estar en contra y otras la iban a apoyar, por lo cual será analizada con detalle.

En la sorprendente reunión, el mandatario también prometió que su gobierno tomará medidas para hacer un "control riguroso de antecedentes" a aquellos que quieran comprar un arma de fuego.

Como parte de los sobrevivientes que recibió Trump en la sede presidencial, estaban personas que presenciaron el tiroteo en el colegio de Florida así como familiares de víctimas de varios episodios similares, y en la reunión se relataron desgarradoras historias.

En el encuentro, Trump preguntó a sus interlocutores si alguien tenía alguna sugerencia y un padre de una alumna que sobrevivió a la masacre en Florida, Frederick Abt, fue quien propuso la idea de tener armas en las salas de clase.

"Una posible solución, que puede no ser muy popular, sería tener en las escuelas profesores o personal de administración que voluntariamente tengan armas trancadas en las salas de clase y quienes reciban entrenamiento", dijo Abt.

De inmediato, Trump apuntó que la iniciativa "sólo funciona si tenemos gente adepta a usar armas de fuego, y tenemos muchas. Serían profesores y entrenadores".

"Porte encubierto"

"Esto sería obviamente para personas adeptas a manipular un arma. Y sería con porte encubierto", reforzó, para sugerir que quienes provocan esas matanzas se aprovechan de que las escuelas son "zonas libres de armas".

En la visión del presidente estadounidense, "si estos cobardes saben que la escuela está bien protegida (...) probablemente no irían a una escuela, para empezar. Pienso que podría muy bien resolver nuestro problema".

En ningún momento de la reunión se discutieron planes para obstaculizar la comercialización generalizada de armas pesadas o la prohibición de armamento pesado.

Y la madre de un joven que murió en la matanza de la escuela primaria de Sandy Hook en 2012, Nicole Hockley, comentó que la idea de armar profesores "no es algo que yo apoyaría. Prefiero armarlos con el conocimiento para prevenir estos actos".

Poco antes, Trump había prometido que además de reforzar los chequeos de antecedentes, su gobierno pondría también "más énfasis en la salud mental, y vamos a hacer muchas otras cosas".

"Es una situación de largo plazo que tenemos que resolver, y vamos a resolverlo juntos", dijo el mandatario.

Dirigiéndose directamente a los familiares de víctimas, Trump dijo: "Ustedes están pasando por un enorme dolor y no queremos que otras personas pasen por el mismo dolor".

En tanto, un estudiante que sobrevivió a la matanza en un liceo de Parkland, Florida, Samuel Zeif de 18 años, dijo que el mismo día del tiroteo leyó que "una persona de 20 años compró un rifle AR-15 en cinco minutos con un documento de identidad vencido. ¿Cómo puede ser tan fácil comprar un arma así?".