Turquía estrena cajeros automáticos que dispensan oro

insólito300 máquinas de este tipo se encuentran por todo el país

Un cajero automático, pero no como los conocemos. Esta máquina no solo distribuye billetes, sino también oro. En Turquía, las monedas de oro son un regalo tradicional para las bodas y nacimientos. Ahora no es preciso ir a tiendas especializadas. Basta con una simple tarjeta de crédito y un cajero automático para conseguirlo.

Hay 300 máquinas de este tipo que se encuentran por toda Turquía. Incluso este banco ha creado cuentas y cheques de oro.

Seda Yilmaz, directora de proyecto del Banco Kuveyt Turk, indicó que en 2007 solo había dos toneladas en el balance de cuenta de oro en Turquía. Normalmente era el oro de los clientes VIP. Pero ahora, aproximadamente hay 200 toneladas de oro en las cuentas del sector bancario turco.

El oro es extremadamente valorado en Turquía y no únicamente como adorno, sino también como un modo seguro de conservar los ahorros.

Se estima que los turcos poseen 3.500 toneladas de oro en formas varias, desde joyas a monedas. En un intento de integrar esta fortuna a la economía, el Estado permitió en 2011 a los bancos comerciales operar con este metal.

Turquía ya es el cuarto consumidor de oro del mundo y el segundo exportador. Con la vista puesta en el líder, Dubái, el futuro parece más brillante que nunca.