Ucrania disuelve fuerzas antimotines y anunciará nuevo gabinete

Los nuevos dirigentes pro-occidentales de Ucrania disolvieron el miércoles a la temida policía antimotines -la Berkut- y se aprestan a anunciar la formación de un nuevo gobierno, que deberá enfrentar una situación económica catastrófica.

El anuncio del nuevo gobierno se formalizará en Maidán, la Plaza de la Independencia de Kiev, indicó el diputado Valery Patskan en el sitio web del partido Udar.

El gesto revestiría un gran simbolismo, pues la plaza Maidán fue el epicentro de las protestas que se iniciaron hace tres meses y tumbaron el sábado pasado al presidente Viktor Yanukovich, respaldado por Rusia.

El partido Udar está liderado por Vitali Klitschko, el excampeón mundial peso pesado de boxeo, que se ha convertido en una de las principales figuras del movimiento de contestación y es ya candidato a las elecciones presidenciales del 25 de mayo.

Las autoridades interinas de esta exrepública soviética intentan hacer frente a las amenazas de separatismo de las regiones rusófonas del este y del sur y alejar el espectro de un inminente cese de pagos.

El gobierno ucraniano enfrenta pagos de su deuda pública de 13.000 millones de dólares este año y tiene menos de 18.000 millones en sus reservas, que deberían agotarse rápidamente.

Para evitar la bancarrota, las nuevas autoridades pidieron a los países occcidentales y a los organismos internacionales que les abran créditos por 35.000 millones de dólares durante los próximos dos años.

Tanto Estados Unidos como Gran Bretaña han respaldado la idea de montar una operación de rescate económico para Ucrania que sería supervisada por el Fondo Monetario Internacional (FMI).