Ucrania prohíbe el cine y la música de artistas prorrusos, entre ellos Gérard Depardieu

medida​Los considera una amenaza a la seguridad nacional


Ucrania proscribió este sábado a una decena de artistas, entre ellos el francés Gérard Depardieu, por considerarlos una "amenaza para la seguridad nacional", tras acusarlos de apoyar a los rebeldes prorrusos del este del país o la anexión por Moscú de la península de Crimea.

De esta manera, quedan prohibidas las emisiones de radio o televisión que incluyan a estos artistas, en su mayoría actores y cantantes rusos, anunció el Ministerio ucraniano de Cultura, encargado de publicar la lista.

Entre los 13 rusos se encuentra también el actor de origen francés Gérard Depardieu, nacionalizado ruso hace dos años y al que Ucrania ya declaró persona non grata a finales de julio.

Ni la televisión ni los cines tienen derecho a emitir películas en las que participen alguno de esos actores incluidos en la lista negra, explicó a la AFP la portavoz del ministerio, Daryna Glushchenko, que añadió que la agencia ucraniana para el cine revocará la licencia de estas cintas.

La prohibición afecta a películas de la época soviética, como a la estrella del cine de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), Mijaíl Boiarski. El gobierno le reprocha haber firmado una carta pública en la que se apoya la anexión de Crimea, precisó Glushchenko.

Los cantantes rusos tampoco se libran de la prohibición en la radio y la televisión ucranianas.

Así, el legendario cantante soviético y diputado, Iósif Kobzon, conocido como el Frank Sinatra de la URSS, no puede ser emitido en antena, además de ser ya objeto de sanciones europeas por su apoyo a los separatistas prorrusos.

Las relaciones entre Ucrania y Rusia se encuentran en su peor momento, después de la anexión de Crimea en marzo de 2014 y la posterior rebelión prorrusa en el este de Ucrania, a la que Kiev y Occidente acusan al Kremlin de apoyar militarmente.

En el conflicto han muerto ya más de 6.800 personas en 16 meses.