Ucrania reanuda su ofensiva militar contra los separatistas tras tregua fallida

Las fuerzas armadas ucranianas reanudaron el martes su operación "antiterrorista" contra los separatistas prorrusos en el este del país, en desafío a los esfuerzos europeos para extender la frágil tregua decretada hace diez días.

El presidente ucraniano Petro Poroshenko anunció en un mensaje a la nación que su plan de paz para intentar resolver la crisis que atraviesa Ucrania fue utilizado por los separatistas para reagruparse y abastecerse de armas pesadas procedentes de Rusia.

"Después de examinar la situación he decidido, en mi calidad de comandante de las fuerzas armadas, no prorrogar el alto el fuego unilateral", dijo el mandatario prooccidental.

"Los líderes separatistas han demostrado su falta de voluntad e incapacidad para controlar las acciones de las unidades terroristas", añadió.

El presidente del Parlamento ucraniano, Olexandre Turchinov, anunció el martes que las fuerzas armadas "están atacando las bases y los bastiones de los terroristas".

"Una ofensiva masiva de artillería y aviación" fue lanzada en el este, dijo por su parte el portavoz del ministerio ucraniano de Defensa Oleksiï Dmytrachkivskiï.

El portavoz del Consejo Nacional de Seguridad y de Defensa, Andriï Lysenko, apuntó que desde la reanudación de la "operación terrorista", la actividad de los rebeldes había "bajado considerablemente".

Las autoridades ucranianas "deberán responder" a los "crímenes" cometidos contra la población civil, añadió el ministerio, y pidió a las autoridades ucranianas "no bombardeas las ciudades y pueblos".

Moscú pidió también a sus socios occidentales que "dejen de usar a Ucrania como moneda de cambio en los juegos geopolíticos".

La UE decidió el martes preparar nuevas sanciones contra Rusia debido a la ausencia de una desescalada en la crisis ucraniana, aunque la decisión final será tomada durante una reunión el lunes, indicaron fuentes europeas.

En el terreno, dos periodistas de la cadena rusa Ren TV resultaron heridos por un tiro de mortero en el este de Ucrania y dos periodistas de Hromadske TV fueron secuestrados en Lugansk.

Asimismo, según testigos, se desarrollaban combates el martes a 30 km al suroeste de Donetsk, cerca del pueblo de Marrinka. Según uno de estos testigos, participaban en los enfrentamientos tanques del ejército.

En otros puntos, la situación parecía sin cambios respecto a los últimos días de alto el fuego en que se produjeron numerosos incidentes de los que se acusan ambos bandos.

El incidente más grave desde la expiración del alto el fuego tuvo lugar el martes por la mañana en Kramatorsk, en la región de Donetsk, donde disparos de origen desconocido causaron cuatro muertos en un autobús.

Una corresponsal de la AFP en Donetsk informó el martes sobre intercambios de disparos alrededor de la antena regional del ministerio del Interior, sin que se pueda determinar el origen.