Uganda adopta una ley contra la homosexualidad

El Parlamento ugandés adoptó el viernes anterior un proyecto de ley que incrementa la represión de la homosexualidad y prevé la cadena perpetua para los reincidentes.

A pesar de que este proyecto de ley ha sido muy criticado por las democracias occidentales y los defensores de los derechos humanos, el texto fue aprobado por una mayoría aplastante en un país muy marcado por el cristianismo.

El proyecto, iniciado en 2009, se encontraba bloqueado por las críticas recibidas a nivel internacional. El presidente estadounidense, Barack Obama, lo había calificado de "odioso".

En principio, el proyecto incluía la pena de muerte para quien fuera descubierto por segunda vez realizando un acto homosexual, así como para las relaciones en las que uno de los miembros fuera menor de edad o portador del virus del sida.

La homosexualidad ya está prohibida en Uganda, pero esta nueva ley endurece las penas y criminaliza la promoción pública de las relaciones entre personas del mismo sexo, incluidos los debates de los grupos de activistas.

La nueva ley debe someterse ahora al presidente de Uganda, Yoweri Museveni.

El año pasado, el presidente Museveni provocó un escándalo al aconsejar a unas colegialas "llevar candados en sus partes íntimas" hasta el matrimonio.