Un mismo juguete puede costarle hasta tres veces más caro según donde lo compre, revela estudio

#yoconsumidor​Investigación contempla los precios de 29 juguetes distintos

Un juguete idéntico puede costarle al consumidor hasta tres veces más caro, según el negocio donde lo adquiera. Así lo reveló un estudio de precios del Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC).

Por juguete idéntico se entiende aquel producto que tiene la misma marca, modelo y código de barras.

La mayor diferencia se encontró en un juego de mesa Angry Birds de la marca Mattel. El precio mínimo de este producto es de ¢4.000 y el máximo de ¢12.999, lo cual representa una diferencia porcentual de 325 por ciento.

Además, el MEIC encontró una diferencia de ¢21.495 en un Lego Chima modelo 70004. Este juguete puede adquirirse por un precio mínimo de ¢21.495 y un máximo de ¢42.990.

El MEIC indicó que estas diferencias de precios se deben a que el producto estaba en oferta el día que los encargados del estudio realizaron la visita.

El ministro de Economía, Welmer Ramos, sugiere a los consumidores preguntar precios, caminar y comparar para evitar adquirir juguetes a un precio más elevado del que tiene en la mayoría de los establecimientos comerciales.

El estudio revela que en el precio de juguetes similares, el consumidor puede encontrar diferencias de hasta ¢32.500.

Por ejemplo un juego de mesa Pictionary tiene un precio mínimo de ¢7.500 y uno máximo de ¢40.000, lo que representa una diferencia porcentual de 749 por ciento.

El MEIC realizó este estudio de precios entre el 20 y el 26 de noviembre. Para ello, se tomó en cuenta 18 establecimientos distribuidos en San José, Cartago, Alajuela y Heredia.

El análisis contempla 29 tipos de juguetes distintos y 465 registros de precios.