No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Siembran el árbol 5 mil en parque La Sabana

Iniciativa empezó con una investigación que afirmaba que este lugar era un "desierto verde"

Este sábado se llevó acabo la última jornada de reforestación en el Parque Metropolitano La Sabana, con la que se llegaría finalmente a la meta de la siembra de cinco mil árboles impuesta en 2008 por el proyecto "Una Nueva Sabana".

Históricamente, el proyecto contó con la participación de alrededor de 4.600 personas, según confirmaron en un comunicado oficial.

En el 2008, se inició una investigación dentro de La Sabana, la cual determinó la necesidad de sustituir más de 3.262 árboles enfermos y la necesidad de plantar otros cinco mil nuevos, que fueran especies nativas para convertir a este, que era catalogado como un "desierto verde", en un "ecosistema ideal".

La parte práctica del proyecto inició en 2011, con la meta de sembrar cinco mil árboles nativos desde esa fecha hasta 2017; sin embargo, el proyecto se extendió hasta este sábado, cuando finalmente se sembró el último árbol del proyecto.

Esta iniciativa fue ideada por el Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación (ICODER) en conjunto a Scotiabank y otras organizaciones ambientales locales.

En 54 jornadas de voluntariado, se plantaron al menos 236 nuevas especies nativas.

A través de los años, se plantaron especies como: Guaiacum sanctum (Guayacan real) y Cedrela salvadorensis (Cedro bateo) -dos especies en vías de extinción-, Dalbergia retusa (Cocobolo), Tecoma stans (Vainillo), Simarouba glauca (Aceituno), Astronium graveolens (Ron ron), Senna hayesiana (Abejoncillo), Plumeria rubra (Flor blanca), Pentaclethra macroloba (Gavilán), Posoqueria latifolia (Guayaba de mono), entre otras.

Así mismo, la madera sana de los árboles enfermos que fueron retirados, fue enviada al Centro Semiabierto CAI San Luis del Ministerio de Justicia, ubicado en Santo Domingo de Heredia, para que sea trabajada por privados de libertad.

Muchos de esos productos han sido localizados en las áreas recreativas del mismo parque.

“La intervención de La Sabana nos ha permitido enaltecer el componente ambiental del parque, pero también su aporte educativo, cultural, recreativo y deportivo”, expresó explicó Vivian Ortega de Gestión de Proyectos del Departamento de Planificación del ICODER.

Aunque previamente se pensó que este proyecto habría culminado para el año pasado, los encargados del proyecto "aplauden" haber llegado a la meta y expresaron que todo se debió al apoyo de la ciudadanía voluntaria.

"La respuesta de los voluntarios ha sido extraordinaria desde que iniciamos los trabajos en el parque en el 2011. Cientos de empresas se sumaron a nuestro proyecto, organizaron sus grupos de trabajo y nos acompañaron durante las 54 jornadas de siembra que coordinamos. El trabajo no ha sido sencillo, por eso, aplaudimos la entrega de todas las personas involucradas en el proyecto. Hoy vemos el fruto de este trabajo", añadió Rocío Zamora de Scotiabank.