Único hotel-escuela en hotelería capacitó a 250 vecinos de la Zona Sur en 6 años

En los últimos 6 años, 250 vecinos de la Zona Sur se graduaron como técnicos en hotelería en el Hotel del Sur, único hotel-escuela del país, creado gracias a un convenio de cooperación entre el Centro de Estudios y Capacitación Cooperativa (Cenecoop) y el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA).

Esto porque el Cenecoop es propietario del Hotel del Sur desde 1982.

Luego de 1 año y 4 meses de lecciones, los estudiantes aplican sus conocimientos en pequeños hoteles de montaña y comercios propios, en Buenos Aires y Osa. Un estudio de seguimiento elaborado por Cenecoop concluyó que el 80% de sus estudiantes ahora trabajan en el sector turismo y los demás estudian inglés o carreras relacionadas con la hotelería.

El hotel-escuela, ubicado en San Isidro de El General, instruye a los habitantes de la región, mediante la práctica, en cómo funciona el área de cocina, de bebidas, de recepción y de limpieza de un hotel real.

El encargado del programa de formación, Andrés Alvarez, indicó que al principio las clases se brindaban únicamente a alumnos del INA, pero después se capacitó también a futuros empleados de un hotel-boutique que se construirá en Cajón, de Pérez Zeledón, y que fueron becados por la empresa propietaria del futuro centro de hospedaje.

coordinador del hotel escuela, andrés alvarez

En la actualidad, el Hotel del Sur tiene abierto el programa a cualquier persona que quiera aprender de turismo y hotelería. El título que se obtiene al final es otorgado por el Cenecoop y Fundepos.

Alvarez precisó que la administración del hotel invirtió ¢300 millones en infraestructura y equipo del 2007 a la fecha. Para brindar las clases se construyó un pabellón de aulas, se remodeló la cocina y se instaló un laboratorio de computo, ahondó el coordinador del programa.


vicepresidente de la cámara de hoteles, gustavo araya

El vicepresidente de la Cámara de Hoteles, Gustavo Araya, indicó que pese a que el Hotel del Sur es el único hotel-escuela de Costa Rica, el INA tiene en funcionamiento un convenio con distintos hoteles del país para que sus estudiantes entrenen como si estuvieran en un trabajo formal, aunque con poco contacto con los clientes.