No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación
    • VozYVoto.org
    • DataBaseAR.com

Médicos debieron revivir en dos ocasiones a uno de los siameses durante cirugía de separación

Samuel y Ezequiel Núñez Badilla, quienes nacieron unidos por su cabeza, fueron separados este sábado tras una cirugía de casi 20 horas

Los médicos que practicaron la cirugía de separación de los siameses costarricenses Samuel y Ezequiel Núñez Badilla (quienes nacieron unidos por el cráneo en diciembre del 2015) tuvieron que revivir en dos ocaciones al primero de ellos debido a complicaciones que sufrió durante la intervención, las cuales hicieron que su corazón dejara de latir.

Así lo explicó Juan José Segura, jefe de Neurocirugía del Hospital Nacional de Niños (HNN), centro donde se hizo el procedimiento.

"Momentos críticos fueron dos, en que Samuel estuvo muerto, literalmente estuvo muerto y los anestesiólogos prácticamente lo lograron sacar adelante, y puntualmente fueron dos veces", detalló Segura.

Ambos eventos se dieron después de las 5 p.m. del pasado viernes 23, cuando la operación llevaba diez horas.

Segura brindó esos detalles este sábado en una conferencia de prensa, en ella también participaron la directora del HNN, Olga Arguedas; el jefe de Cirugía, Jaime Cortés y la jefa de Cirugía Recontructiva, Cinthya Mora.

Los doctores que participaron en la cirugía catalogaron esta intervención como uno de los retos más grandes a nivel quirúrgico que se haya realizado en la historia del país, por lo cual ofrecieron un gran reconocimiento para todo el personal del HNN. De hecho, nunca antes se había hecho en Costa Rica una separación de siameses unidos por el cráneo.

El proceso comenzó a las 7:30 a.m. del viernes con la preparación de la anestesia, posterior es esto los cirujanos plásticos marcaron el lugar dónde se debía abrir la piel para que el equipo de neurocirugía empezara a trabajar en la separación de los cráneos, lo que se logró hasta las 12:15 de la madrugada del sábado.

La cirugía culminó pasadas las 2 a.m. y de inmediato se le informó a los padres de los siameses, Evelyn Badilla y Stallin Núñez. Ellos externaron su agradecimiento a todos aquellos costarricenses que rezaron por sus hijos.

Recuperación

Actualmente los niños se encuentran en estado crítico, aunque estables, en la Unidad de Cuidados Intensivos bajo un monitoreo constante. Se espera que para el lunes comiencen desintoxicarse de la anestesia, lo que permitirá evaluar el estado neurológico de cada uno.

A los menores se les someterá a decenas de cirugías más, como parte del proceso de reconstrucción tras haberlos separado; sin embargo, los médicos no pudieron detallar de cuántas intervenciones se trata, tampoco pudieron prever cuándo los menores podrán marcharse a su casa.