"Uno no quiere dejar a nadie ahí", dice rescatista de 18 pasajeros del catamarán que se hundió

relato​Pablo Samudio asegura que sintió impotencia por no poder ayudar a todos

Lo que pensó que era una broma se convirtió en una desgracia que no olvidará.

Pablo Samudio, un vecino de Herradura que trabaja en la Marina Los Sueños, rescató a 18 personas de las 108 que viajaban en el catamarán Eco Quest, que se hundió este jueves por la mañana en el Pacífico costarricense, a 15 kilómetros de las costas de Punta Leona.

Samudio relató que recibió una llamada de su jefe, quien le informó que la embarcación se estaba hundiendo, pero la comunicación se cortó y pensó que era una broma.

Luego lo volvió a llamar y al percatarse que era en serio pidió un barco prestado y se fue a la zona de emergencia.

Samudio, de 38 años, confesó que se sintió impotente porque deseaba subir a todos a la embarcación.

Contó que tardó alrededor de 15 minutos en llegar a donde estaba el barco hundido.

El accidente del catamarán dejó un saldo de cuatro muertos y tres desaparecidos, según los datos de la Cruz Roja.