Uso en el ICE de combustibles para electricidad cayó 94% en primeros 8 meses del año

generación​Entidad pasó de quemar 262 millones de litros en 2014 a 15 millones de litros este 2015.

El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) ha quemado un 94 por ciento menos de combustibles durante los primeros ocho meses de este año, en relación con el mismo periodo del año pasado.

Las cifras se desprenden de un análisis comparativo de las ventas de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) al ICE en los periodos comprendidos entre enero y agosto de 2014 y el mismo período de 2015.

En los primeros ocho meses de 2014, el ICE compró 262,2 millones de litros de combustible, efectuando solicitudes de importación a la Refinadora durante prácticamente todos los meses.

Esto representó para el ICE un gasto de $219,2 millones, según datos obtenidos del Informe Anual de Ventas 2014 de la Refinadora.

Marzo, abril y junio fueron los meses en los cuales se requirió quemar más derivados del petróleo, dado que para entonces aún se arrastraban los efectos de una lenta recuperación de los caudales, reducidos durante la época seca previa.

En contraposición, este 2015 el Instituto solo requirió comprar combustibles en mayo, ya que incluso durante la época seca no fue necesario su uso. Los niveles de recarga en los embalses han sido suficientes para mantener a tope la generación con fuentes más limpias, principalmente la hidroeléctrica.

Este año, las compras totales de combustibles han sumado solo 15 millones de litros, el equivalente a un gasto de alrededor de $5 millones.



El Jefe de Estudios Financieros de Recope, Luis Carlos Solera, confirmó que han sido las condiciones climatológicas las que han permitido esta reducción.

"Conocemos que las compras que realiza el ICE van a estar en función de la hidraulicidad del país", dijo Solera.

Es por ello que las buenas condiciones del año anterior, han permitido a la entidad arrastrar aún los efectos positivos de no utilizar combustibles.

jefe de estudios financieros de recope, luis carlos solera

El ICE utiliza especialmente búnker, dado que es más barato que el diésel, y se utiliza especialmente en la Planta Térmica Garabito.


La preferencia por el búnker tiene que ver con costos. Las tarifas vigentes más recientes establecen que mientras un litro de búnker cuesta ¢165, el de diésel esta en ¢394.

Estos son precios directos en los planteles de abasto y en el caso del diésel es distinto al del consumidor porque éste último utiliza precios en estaciones de servicio.


jEFE DE ESTUDIOS FINANCIEROS DE RECOPE, LUIS CARLOS SOLERA

Solera detalló que estas ventas se realizan contra pedido del Instituto, y que no es sino hasta que la entidad realiza la orden de compra que ellos importan.

De esta manera evitan incurrir en costos adicionales por tener búnker almacenado sin conocer cuándo se va a utilizar.

Las proyecciones de ambas entidades es que la tendencia al no uso de hidrocarburos se mantenga durante lo que resta del año, aunque Solera confirmó que existen opciones de que se haga un nuevo pedido para el cierre del 2015.

La situación podría cambiar en el 2016 producto de la sequía que el fenómeno de El Niño ha provocado en el país.

El primero en alertar sobre los efectos que la falta de lluvias tendrá para los habitantes en el 2016 sobre fue Acueductos y Alcantarillados, que pronosticó que en el verano del año entrante habrá desabastecimiento del líquido para medio millón de personas en el Gran Área Metropolitana. El ICE por su parte, aún no ha revelado los efectos que esperan para 2016 en la generación eléctrica.