Usuarios de Internet pueden exigir que se borren sus datos de buscadores, dice tribunal europeo

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) estimó este martes que los usuarios de los motores de búsqueda, y en particular los de Google, pueden exigir que se supriman datos personales recopilados y conservados en sus servidores.

El fallo obligará a partir de ahora a Google, o a cualquier otro motor de búsqueda, a suprimir, a petición de un usuario y después de cierto tiempo, cualquier información privada que le concierna.

El tribunal estimó que cualquier persona tiene "derecho a ser olvidada" en Internet bajo ciertas condiciones, en particular cuando estos datos se consideren "inadecuados, no pertinentes, o ya no pertinentes desde el punto de vista de los fines para los que fueron tratados y del tiempo transcurrido".

Los motores de búsqueda permiten obtener, a través de la "extracción, registro y organización de los datos [...] una visión estructurada de la información relativa" a una persona que haya sido publicada en Internet, señala la corte. "Esa información afecta potencialmente a una multitud de aspectos de la vida privada" a la luz de la directiva europea sobre la protección de datos de 1995.

"El efecto de esta injerencia en los derechos de la persona se multiplica" por el papel que ocupa Internet en la vida de hoy, añade el tribunal.

"Los enlaces a páginas web que contienen esa información deben suprimirse de esa lista de resultados, a menos que existan razones particulares -como el papel desempeñado por esa persona en la vida pública- que justifiquen que prevalezca el interés del público en tener acceso a esa información", sostiene el tribunal.