Matrimonio gay en Irlanda “es una derrota de la humanidad”, dice Secretario de Estado del Vaticano

reacción​“Estaba profundamente triste por el resultado” señaló Pietro Parolin, el segundo más alto funcionario del Estado.

La aprobación del matrimonio homosexual en Irlanda ha sido considerada "una derrota para la humanidad" por el número dos del Vaticano, el cardenal italiano Pietro Parolin, quien instó a la Iglesia a defender la familia tradicional ante los cambios del mundo moderno.

"No creo que podamos hablar sólo de una derrota de los principios cristianos, más bien es una derrota para la humanidad", comentó el Secretario de Estadovaticano interrogado sobre el tema al margen de una conferencia celebrada en Roma.

La Iglesia católica irlandesa admitió el domingo que necesita un "lenguaje nuevo" para hablar con sus fieles, después de la clara victoria del "sí" (62%) en el referéndum sobre el matrimonio homosexual, que puso en entredicho su influencia en uno de los países más católicos del viejo continente.


"La Iglesia debe tener en cuenta esta realidad en el sentido de fortalecer su compromiso con la evangelización", afirmó Parolin, uno de los colaboradores más cercanos del papa Francisco.

Se trata de la primera reacción de un alto prelado del Vaticano, que hasta ahora había mantenido un discreto silencio sobre el delicado tema, que divide a los católicos y a la iglesia.

Para muchos observadores, el resultado demuestra que la Iglesia irlandesa no sólo quedó desprestigiada por los escándalos en ese país que involucraban a curas acusados de pedofilia o condenados por actos pedófilos, sino que no ha logrado predicar con eficacia su mensaje y sus principios.

"No hay anatema (reprobación), sino un desafío que debe enfrentar toda la Iglesia", comentó el diario de la Santa Sede, l'Osservatore Romano.