No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

"El desastre ambiental es increíble", afirma vecino de Crucitas ante asedio de coligalleros

​Desde Crucitas no se explican de qué forma el Gobierno va a solucionar la situación

Los coligalleros tomaron desde marzo de 2017 la finca del fallido proyecto de Crucitas, en Cutris de San Carlos, para la extracción de oro y hoy en día el "desastre ambiental es increíble", aseguró Carlos Alberto Vega, un vecino del lugar.

"Si nos decían que una mina a cielo ocasionaba destrucción, lo que hoy en día hay ahí es como tres veces más de lo que a mi me atemorizaban diciendo lo que ocasionaba una extracción de oro", afirmó Vega este martes en el programa radiofónico Nuestra Voz.

En esa finca ya no existe bosque de ningún tipo, además las fuentes de agua han sido contaminadas por el mercurio, fue parte de lo que describió igualmente el abogado de los propietarios de la finca Vioyet, Jorge Valerín.

"El problema es que el daño ambiental que se ha hecho ahí tiene que preocuparle también al MINAE, Ministerio de Salud y no se ha hecho absolutamente nada", denunció el juristas.

Desde Crucitas no se explican de qué forma el Gobierno va a solucionar la situación que ahí se vive, con más de 1.500 coligalleros, especialmente nicaragüenses, ocupando el lugar y una presencia policial mínima.

"La policía no puede tener control que se puede tener ahí, el problema de seguridad en la finca es grave", explicó Vega.

El abogado de la finca agregó que ellos han informado y coadyuvado con el Estado, permitiendo a personeros del Ministerio de Seguridad que puedan estar ahí; sin embargo, el contingente enviado nunca ha sido permanente ni tampoco suficiente.

Soluciones

Buscar nuevas soluciones es parte de lo propone el diputado, Rolando González, al igual que implementar un plan para mitigar la emergencia que se vive en Crucitas.

El asambleísta es claro que varias entidades como ambiente, minería y seguridad deben unirse para trazar una estrategia a seguir.

Por su parte, para el exministro Alfredo Volio esta situación lo que deja en evidencia es el vacío gigantesco y de liderazgo que existe para tomar decisiones en el gobierno.

Miles de personas, entre ellas nicaragüenses indocumentados, ingresan a la finca Vioyet día a día para extraer oro que deja ganancias estimadas en ¢500.000 por semana, considerando el hecho de que la conversión del mineral al efectivo es prácticamente inmediata, según estimó el presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Turismo de la Zona Norte, Marco Solís.

Por su parte, el director de la Policía de Fronteras, Allan Obando, manifestó que ellos tienen controlado el lugar.