Venezolanos transforman sus casas en almacenes ante escasez de bienes y alimentos

AcaparadoresConsumidores deben hacer largas filas para poder comprar en los supermercados

La leche escasea en Venezuela e imágenes de largas filas son moneda corriente.

Se ven colas para adquirir el producto. Momentos después –y durante unos días– el producto desaparece de los anaqueles.

Los venezolanos se han visto obligados a transformar sus hogares en auténticos almacenes de provisiones. La escasez de productos los ha llevado a acaparar la mayor cantidad posible de alimentos y bienes de necesidad básica, como una forma de garantizar que los tendrán en el futuro.

En una visita este jueves a un establecimiento comercial en el oeste de la capital venezolana, la gente hacía cola porque en el supermercado aseguraron que "en dos horas" habría leche y aceite, otro de los productos ausentes.

"Ahora me voy a quedar a esperar, pero no lo entiendo... ¿cómo puede ser que tengamos que sufrir esto para conseguir algo como la leche?", le dice a BBC Mundo, Adriana, una cliente.

Lo mismo ocurre con medicinas, pañales papel higiénico y decenas de productos de necesidad básica. Las familias se unen para comprar lo más posible y entre ellas intercambiarse lo que requieren.