Aficionado graba explosión de volcán Ontake en Japón, hasta quedar cubierto por cenizas

Alerta​Autoridades temen el despertar del monte Fuji, al igual que otros 47 volcanes en la zona

Un video captado por un aficionado capturó el momento en que una nube de cenizas cubre por completo a un grupo de excursionistas al momento de hacer erupción el volcán Ontake en Japón.

La erupción ha dejado al menos 36 muertos, en momentos en que se calculaba la presencia de unos 3 mil visitantes en el lugar.

Al igual que el Monte Ontake, 47 volcanes podrían despertar súbitamente en Japón, incluyendo al célebre Monte Fuji, un peligro ignorado por muchos habitantes.

Las autoridades niponas vigilan en todo el archipiélago la actividad de unos 47 volcanes considerados potencialmente peligrosos en el próximo siglo, incluyendo al Monte Ontake, cuya sorpresiva erupción el sábado pasado tomó a todo el mundo por sorpresa. Existe una escala de advertencias para la actividad volcánica, de 1 a 5. El último nivel requiere la evacuación de la población circundante. Justo antes de su erupción, el Monte Ontake estaba en el nivel 1, el más bajo.

"Lo que sucedió el sábado superó nuestros medios actuales de anticipación", explicó el presidente de la comisión de predicción de la actividad volcánica, Toshitsugu Fujii.

Según un estudio gubernamental publicado en junio, el 80% de las localidades afectadas por una posible erupción volcánica carecen de un plan concreto de evacuación.

Actualmente, entre los 47 volcanes bajo vigilancia (de los 110 activos en el país), cuatro están en el nivel 3 (riesgo de erupción, peligro en un radio bastante amplio en los alrededores), 5 al nivel 2 (peligro cerca del cráter) y los otros en el nivel 1 o sin riesgo alguno.

Contrariamente a lo que muchos piensan, el "Fuji-san", la cumbre más elevada de Japón, de 3.776 metros de altura, clasificada en el patrimonio cultural mundial de la UNESCO, no está apagado, tan sólo dormido.

El monte Fuji está actualmente situado al nivel 1 en la escala de riesgo, al igual que ocurría con el Monte Ontake hasta el día en que despertó brutalmente.