Violentos combates en Siria el día de la entrada en vigor del alto al fuego

Paradójico​Potencias habían acordado “tregua” para brindar ayuda a civiles

El norte de Siria era escenario de violentos combates y bombardeos este viernes, día en el que debía entrar en vigor un alto el fuego decidido hace una semana por Estados Unidos y Rusia.

Mientras el conflicto sirio está a punto de entrar en su sexto año, el emisario de Naciones Unidas, Staffan de Mistura, admitió que la fecha del 25 de febrero prevista para una reanudación de las negociaciones en Ginebra entre régimen y oposición no era "realista".


Responsables rusos y estadounidenses se reunieron en la ciudad suiza para evaluar la situación en Siria, informó a la AFP la portavoz de la diplomacia rusa.

En el terreno militar, las fuerzas kurdas, apoyadas por los bombardeos de la coalición internacional liderada por Estados Unidos, avanzaban frente al grupo Estado Islámico (EI) en la provincia de Hassaké (noreste).

Al mismo tiempo, Turquía amplió sus bombardeos de artillería a varios sectores de la provincia de Alepo (norte), controlados por los kurdos sirios, a los que acusa de haber cometido el sangriento atentado del miércoles en Ankara.

En efecto, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan reafirmó este viernes a la prensa que no tenía "ninguna duda" sobre la responsabilidad de las milicias kurdas de Siria en este atentado con coche bomba que causó 28 muertos en la capital turca.

Erdogan afirmó además que en una conversación telefónica este viernes iba a advertir al presidente estadounidense Barack Obama contra el apoyo militar de Estados Unidos a los combatientes kurdos sirios, que Ankara califica de "terroristas".

Turquía ha detenido a 17 personas en relación con el atentado, y la investigación está "casi" cerrada, indicó la fiscalía de la capital turca.

Estados Unidos apoya a las fuerzas kurdas en Siria, a las que considera las más eficaces en la lucha contra los yihadistas del grupo Estado islámico (EI).