Vísperas del primer debate conjunto no afecta rutina de candidatos a la Presidencia

El debate convocado por la Universidad Nacional con varios aspirantes a la Presidencia de la República –el primero en el que participará el candidato oficialista, Johnny Araya– no varió en nada la rutina previa de los políticos invitados ni los obligó a fogueos suplementarios.

Así lo confirmaron hoy cuatro de los cinco candidatos cuyas agrupaciones lideran las encuestas: Luis Guillermo Solís, del PAC, José María Villalta, del Frente Amplio, Otto Guevara, del Movimiento Libertario, y Rodolfo Piza, del PUSC.

En las primeras horas de la mañana, Solís se preparaba para ir a dictar clases a la Universidad de Costa Rica –como todos los martes– y después le esperaba un típico día de campaña, es decir, ancho y ajeno. Aunque explicó que ha participado en unos 10 debates previos, este profesor universitario –vecino de Barrio Escalante– aseguró ser un “buen alumno que hace su tarea” y tener bien repasados los temas que se discutirán en Heredia, prioritarios de por sí en la agenda de su agrupación.

A diferencia de los debates en medios de comunicación, la Universidad Nacional fijó de antemano los asuntos que serán abordados mañana: legitimidad del Estado y corrupción, desafíos de la educación pública en Costa Rica, pobreza, desigualdad y desarrollo humano y problemática ambiental.

Cerca de las 11 a. m, Villalta, del Frente Amplio, llegaba a la Asamblea Legislativa –su lugar de trabajo– sin saco ni protocolo, procedente de una entrevista en televisión.

Su oficina parecía un mercado persa en plena actividad y, sin tomar impulso ni descanso, se incorporó de inmediato a la refriega.

Dijo que cada debate es una oportunidad para exponer sus ideas y contrastarlas con las propuestas de rivales

Todos los consultados consideraron como "muy importantes" cada uno de los debates a los que asisten, y no el de mañana en particular. La excepción fue del candidato del PLN, Johnny Araya, quien durante todo el día solo contestó una llamada (entre decenas de intentos por contactarlo), pero en la que fue claro al afirmar que hoy no hablaría con la prensa. Incluso a mediodía se intentó localizarlo en las inmediaciones de Sabana Sur, donde supuestamente tendría una reunión, pero este intento también resultó infructuoso.

Pasado el mediodía, el candidato libertario, Otto Guevara, hizo una pausa para almorzar y acceder a una nueva entrevista, sánguche en mano, en las inmediaciones de Paseo Colón.

Tras una sesión de fotos promocionales con los candidatos a diputado por la provincia de Heredia, Guevara aseguró haber abandonado prácticamente su vida privada desde que arrancó la campaña electoral.

A diferencia de los otros aspirantes, Guevara enfatizó la presencia de Johnny Araya como un aspecto singular, de carácter casi emotivo.

“Ya he ido a varios debates y él ha brillado por su ausencia. Esa es la gran novedad”, aseguró el candidato libertario, en alusión al político liberacionista.

Con lluvia y retraso, Rodolfo Piza entró a eso de las 3 p. m. a su casa de campaña, en las inmediaciones de Antojitos, en Pavas, no sin antes saludar y disculparse.

El candidato del PUSC fue breve y conciso en todas sus respuestas. Para empezar, enfatizó: “Todos los debates son importantes”.

Aseguró que su agenda está desbordada y que, lejos de haber terminado, este martes aún lo esperaba una larga lista de compromisos, a los que ya iba dramáticamente atrasado.

Manifestó que le habría gustado contar con más tiempo para prepararse.

Todos los candidatos aseguraron que el fogueo previo al debate de mañana está dado en virtud de su permanente actividad política y que, salvo su equipo habitual de asesores, ninguno requirió ensayos preliminares. Otto Guevara admitió, sin embargo, estar ejercitándose en el arte de la concisión.

Secuestrados por la rutina de una campaña electoral en pleno invierno, los candidatos con más posibilidades de alcanzar la Presidencia del país se confesaron tan ocupados como preparados; tan confiados como elegibles. Así fue la víspera: este miércoles sacaremos el día.