Vitaminas, analgésicos y pastillas contra la disfunción eréctil son los fármacos más decomisados por Salud

contrabandoInternet abrió las puertas a comercio ilegal con fármacos

Las vitaminas, los analgésicos y las pastillas contra la disfunción eréctil figuran entre los medicamentos ilícitos que más decomisa el Ministerio de Salud, informó la Dirección de Regulación de Productos de Interés Sanitario.

director de regulación de productos de interés sanitario, esteban cerdas

Entre los productos más decomisados se encuentran también los suplementos para la memoria y los productos para bajar de peso, indicó el médico del Ministerio de Salud, Esteban Cerdas.

"Actualmente están muy de moda las vitaminas y los productos para bajar de peso", dijo.

Las autoridades de Salud no cuentan con un registro actualizado de la cantidad de medicamentos que han decomisado en los últimos 12 meses, pero aseguran que en una semana pueden llegar a incautarse hasta 8.000 unidades de medicamentos ilícitos.

En mayo del año anterior -por ejemplo- Salud efectuó un operativo conjunto con la Fuerza Pública y con la Policía Internacional (Interpol), en el que se decomisaron 8.828 unidades de fármacos.

Este despliegue conocido como Operación Pangea se realiza de manera anual desde hace siete años.

El 28 por ciento de los medicamentos incautados en esa ocasión fueron vitaminas, mientras que un 20 por ciento correspondía a analgésicos.

El 51 por ciento de esos fármacos eran tabletas, el 18 por ciento eran cápsulas, el 16 por ciento eran frascos y el 14 por ciento eran ungüentos y pomadas.

El Ministerio de Salud recomienda tener extremo cuidado a la hora de comprar medicamentos y sugiere adquirirlos únicamente en farmacias.

"Las personas deben comprar sus fármacos solo en establecimientos autorizados y evitar mandarlos a traer por Internet, pues hemos encontrado que muchos fármacos ilícitos son adquiridos por esta vía", dijo Cerdas.

DIRECTOR DE REGULACIÓN DE PRODUCTOS DE INTERÉS SANITARIO, ESTEBAN CERDAS

Para verificar si un medicamento es lícito o no, el comprador debe revisar el empaque del producto, el origen y la existencia del registro sanitario.