Vivir de los camellos ya no es tan fácil en India

Cada año, miles de criadores de camellos se reúnen en Rajastán, un estado de India, para vender sus animales.

La feria de Pushkar dura cinco días y, muchos casos es de dónde estos comerciantes recaudan el dinero para mantenerse durante los siguientes doce meses.

Los números, sin embargo, no lucen tan positivos porque la demanda ha caído en picada. Ante ello, el gobierno local está promoviendo que los criadores busquen nuevas fuentes de ingreso con los animales, como la venta de su leche y lana.

En las últimas tres décadas, el número de camellos se ha reducido a la mitad.