Ordenan cierre de dos centros educativos y retirar animales por inminente aumento en actividad del Turrialba

actividadAutoridades piden a turistas no ingresar a perímetro prohíbido

La inminente intensificación de la actividad en el volcán Turrialba motivó a las autoridades a ordenar el cierre de dos centros educativos cercanos al coloso.

En la escuela El Volcán, el Ministerio de Educación ordenó suspender las lecciones hasta nuevo aviso. El otro centro educativo afectado fue la Unidad Pedagógica El Torito, cuyos estudiantes se encuentran en preparación para los exámenes de bachillerato.

En el caso de los estudiantes de secundaria, ellos serán trasladados al Colegio de Santa Teresita para que puedan realizar las pruebas a partir de este martes.

Adicionalmente, el Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa) realizó un operativo durante el fin de semana para evacuar de la zona a unos 279 animales de 13 fincas, que están ubicadas en la zona más cercana al cráter, de acuerdo con el presidente de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), Iván Brenes.

La CNE mantiene un anillo de seguridad a dos kilómetros a la redonda del volcán en donde es absolutamente prohibido el ingreso de personas, esto a pesar de que se ha detectado la presencia de curiosos que evaden los tres puestos de seguridad establecidos por los guardaparques.

Dentro de las medidas, Brenes detalló que será necesario invertir en caminos, ya que la acción de las lluvias ha deteriorado los trabajos realizados durante el último año. El Ministerio de Obras Públicas y Transportes había invertido ¢600 millones en el camino entre las comunidades de La Pastora y San Rafael de Irazú, considerada como una de las principales rutas de evacuación.

El volcán Turrialba entró en una nueva fase de actividad especialmente durante la última semana, luego de permanecer en relativa calma durante cerca de dos meses.

Para el representante de la Red Sismológica Nacional, Mauricio Mora, existe una diferencia respecto a la actividad anterior, pues antes se trataba de grandes erupciones con altitudes de varios kilómetros en las columnas de cenizas y que estaban más distanciadas en cuanto a su duración.

Ahora se producen pequeñas erupciones, pero más seguidas. No obstante, se ha detectado presencia de material incandescente (especialmente rocas y gases a gran temperatura) que evidencian la presencia de magma en el interior.

La CNE mantiene el estado de alerta amarilla en la zona cercana al volcán, correspondiente a los cantones de Turrialba y Alvarado.