Voluntarios probarán brazaletes electrónicos antes ser usados en reos

proyecto​Empresa ganadora de licitación probará mecanismos electrónicos con voluntarios durante cuatro meses

Para cerciorarse de que los brazaletes electrónicos que se usarán en reos funcionen adecuadamente, la empresa ganadora de la licitación pondrá a prueba el mecanismo tecnológico durante cuatro meses con personas que se ofrezcan como voluntarias.

El Ministerio de Justicia y Paz (MJP) confirmó que ayer fue el último día en el que las firmas podían presentar sus propuestas, de las cuales se escogería una la próxima semana.

Después de anunciarse quién ofrecería el servicio habrá un lapso de apelaciones, después de ello las pruebas con los civiles para que los siguientes 14 meses el dispositivo electrónico lo utilicen personas con medidas cautelares y después ir incorporando paulatinamente en reos no peligros hasta llegar a 220 y en su etapa final sustituir penas por brazaletes.

El viceministro de Justicia, Marco Feoli, indicó que la cartera deberá recurrir a funcionarios actuales de la entidad, especialmente de la Policía Penitenciaria, para poder crear la unidad que dará monitoreo a los brazaletes que se le implementarán a los reos.

La unidad requerirá de al menos 10 personas en su etapa inicial, pero debido a recortes presupuestarios no se abrirán nuevas plazas y se recurrirá a la movilización de personal, según confirmó Marco Feoli, viceministro de Justicia.

viceministro de justicia, marco feoli

Según Feoli, los ¢118.133 millones que se le destinarían el próximo año a la cartera son insuficientes para poner en marcha el plan.

"El riesgo a corto plazo es que no hay demasiado personal para esto, pero habrá que movilizar gente para poder sostener el plan de los brazaletes", explicó el jerarca.

En setiembre del año pasado los diputados aprobaron la Ley de Mecanismos Electrónicos de Seguimiento en Materia Penal, que estaba en la corriente legislativa desde abril de 2010.

Cada dispositivo de rastreo electrónico cuesta $15 diarios, mientras que mantener a un privado de libertad requiere de $48 por día.