No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

¡Muchas gracias!

Hemos notado que nos visitas regularmente, por lo que nos interesa conocer tu opinión de que mejoras podemos realizar.

Cárcel.

Responsable por esquema piramidal multimillonario es condenada en California a 11 años de prisión

​La pareja financiaba así una lujosa vida que incluía casas en Las Vegas y el Caribe, joyería y una colección de unos 150 vehículos

Una de las responsables por ejecutar un esquema piramidal que acumuló más de 1.000 millones de dólares fue condenada a 11 años y tres meses de cárcel en California, anunció el departamento de justicia local este martes.

Paulette Carpoff, de 51 años, controló junto a su esposo Jeff el multimillonario esquema que durante años tomó dinero de inversionistas prometiendo generadores solares portátiles que nunca llegaron a ser fabricados.

La pareja financiaba así una lujosa vida que incluía casas en Las Vegas y el Caribe, joyería y una colección de unos 150 vehículos, en la cual destacaban los deportivos del fallecido actor Burt Reynolds.

"Paulette Carpoff ha sido sentenciada y responsabilizada por conspirar con otros para llevar a cabo un esquema piramidal que defraudó a los inversionistas en unos 1.000 millones de dólares y financió su lujoso estilo de vida y el de su marido", dijo Jeffrey D. Pittano, de la Corporación Federal de Seguros de Depósitos.

La pareja de California se declaró culpable de los cargos de conspiración para cometer fraude electrónico y lavado de dinero en 2020.

Jeff Carpoff fue sentenciado el año pasado a 30 años de prisión.

Según los documentos judiciales, entre 2011 y 2018, su empresa, DC Solar, fabricó unidades de generadores solares móviles que se montaban en remolques y se utilizaban para proporcionar energía de emergencia a las torres de telefonía móvil y a la iluminación de los eventos deportivos.

Los inversores fueron atraídos por la promesa de generosos créditos fiscales federales para la energía solar y las ganancias de los arrendamientos de las unidades.

Pero tras la investigación, las autoridades dijeron que no existía al menos la mitad de los aproximadamente 17.000 generadores solares que la empresa decía fabricar.

Los conspiradores crearon estados financieros falsos y obtuvieron contratos de arrendamiento falsos, entre otros esfuerzos para ocultar el fraude.