10% de guanacastecos con enfermedad renal crónica busca atención cuando ya está en fase terminal

incidencia​Exposición al sol en horas de mayor radiación y automedicación figuran entre principales causas de enfermedad

Uno de cada 10 guanacastecos que padece insuficiencia renal crónica busca atención médica cuando ya la enfermedad está en etapa terminal.

Esto quiere decir que el daño en sus riñones es irreversible y no existe tratamiento médico que mejore su condición.

Nefróloga del Hospital de Liberia, Marta Avellán

En la región Chorotega la tasa de mortalidad por enfermedad renal crónica es entre 3,5 y 5,5 veces mayor que en otras provincias del país.

La nefróloga del Hospital Enrique Baltodano de Liberia, Marta Avellán, indicó que uno de los factores que han detectado en la población guanacasteca es la exposición al sol en horas de mayor radiación (10:00 a.m. a 2:00 p.m.) y la automedicación, principalmente de antiinflamatorios no esteroideos (ibuprofeno, acetaminofén, entre otros).

Los principales afectados son los hombres (80 por ciento de los casos) con una edad promedio de 40 años, sobre todo, aquellos que se dedican a actividades a campo abierto como jornaleros, vendedores ambulantes, agricultores y ganaderos.

Avellán señaló que algunas complicaciones que inciden en el desarrollo de la enfermedad son la diabetes, hipertensión, obesidad y tabaquismo.

La médica advirtió que la insuficiencia renal es un "asesino silencioso", ya que se manifiesta cuando ha avanzado mucho el padecimiento y presenta síntomas aislados como diarrea, vómito, cansancio, entre otros.

Esta situación debe motivar a los ciudadanos a realizar un chequeo constante del nivel de azúcar en la sangre y la presión.

Tratamiento

El hospital liberiano cuenta con un centro de diálisis peritoneal, la cual consiste en la introducción de suero al organismo por medio de una membrana con el fin de eliminar las impurezas del organismo que los riñones no pueden hacer y posteriormente expulsar este líquido fuera del cuerpo.

Avellán comentó que en la actualidad se atienden a cerca de 70 pacientes, sobrepasando la capacidad para 30 asegurados que tiene la unidad.

Lo que ha hecho el centro médico es distribuir los horarios de atención de las personas para dar a basto con la demanda. Además, la CCSS mantiene en su portafolio de proyectos la ampliación del centro de diálisis peritoneal.

El costo para la atención de un paciente ambulatorio, por ejemplo, es de ¢550 mil mensuales. El monto total de la intervención de este padecimiento en el hospital ronda los ¢2.800 millones.