No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación
    • VozYVoto.org
    • DataBaseAR.com

¢5,5 millones: primeras sanciones de ARESEP contra choferes de Uber

​Denuncias contra este servicio duplican trabajo en área de Transportes de Autoridad Reguladora

¢5,5 millones es la suma total de las primeras sanciones económicas contra tres conductores de Uber por parte de la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (ARESEP).

Se trata de dos multas por ¢2.017.000 cada una y otra por ¢1.467.000, fijadas en los últimos cuatro meses.

La primera sanción de este tipo se determinó el 2 de noviembre anterior bajo la argumentación de que se estaba brindando un servicio de transporte ilegal de personas al carecer de una concesión o permiso por parte del Estado.

Hay más multas económicas en camino, pues en el 2017 ARESEP recibió 213 denuncias por la misma situación, según explicó la reguladora adjunta de la entidad, Xinia Herrera.

La funcionaria explicó que ese número se debe a los operativos que realiza la Policía de Tránsito para identificar a los conductores de Uber. La boleta que levanta el oficial tras retener el vehículo es remitida a la Autoridad Reguladora y esta inicia de oficio el trámite respectivo.

Herrera indicó que la institución no tiene un plazo determinado para resolver las denuncias, las cuales se tramitan conforme se presentan.

En este proceso se lleva a cabo una audiencia donde el chofer puede presentar sus alegatos y pruebas. Finalmente, se dicta una resolución que es comunicada a las partes involucradas. En el mismo fallo se establece la sanción económica y se llevan a cabo las gestiones de cobro respectivas.

En caso de que el conductor incumpla con la medida, la ARESEP puede elevar a los tribunales de justicia el asunto para que se honre la multa.

A la alza

Los casos de transporte ilegal de pasajeros provocaron un incremento importante en la cantidad de quejas que la Autoridad Reguladora de Servicios Públicos recibe.

En comparación con el 2016, el año anterior se recibieron más denuncias pasando de 631 a 815.

La reguladora adjunta reconoció que la situación de Uber están acaparando la atención de la Autoridad Reguladora.

En el sector de electricidad también se dio un crecimiento, sin embargo, no fue significativo. En el caso de hidrocarburos y agua más bien se dio un descenso.

ARESEP hace una diferenciación entre las quejas y denuncias, de tal manera que las primeras se dan cuando un usuario está insatisfecho con el servicio que recibió y/o reclama un resarcimiento (por ejemplo: un corte injustificado o el daño de equipo por un apagón); la segunda es más general y ocurre cuando una persona observa que el prestador del servicio incumple con una obligación y lo que se busca es que se corrija la situación (por ejemplo: un conductor de taxi o bus que niega el servicio a un adulto mayor).

Las sanciones que interpone la Autoridad Reguladora van desde multas económicas hasta el retiro de una concesión.