66% de embarcaciones inscritas en Registro Nacional carece de inspección del 2014 para navegar

regulación​División Marítimo Portuaria del MOPT no puede sancionar a dueños que incumplan con revisión anual

De las 16.383 embarcaciones inscritas en el Registro Nacional al 15 de abril de este año, 5.613 no fueron sometidas a inspección el año anterior, reveló el director de la División Marítimo Portuaria del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), Fernando Coronado.

Esta cifra revela que el 34 por ciento del transporte marítimo carece del certificado de navegabilidad.

Director de División Marítimo Portuaria del MOPT, Fernando Coronado

Coronado señaló que un gran porcentaje de las embarcaciones no fueron revisadas debido a que ya están hundidas, no están funcionando o el dueño no las llevó a la inspección anual, sin embargo admitió que desconocen el número de barcos que se encuentran en esta situación.

La inspección que se realiza a los botes, ferrys, lanchas, barcazas y otros tipos de transportes acuáticos es el equivalente a la revisión técnica vehicular a la que deben someterse los carros al menos una vez al año.

El director de la División Marítimo Portuaria añadió que solo hay 12 inspectores para realizar la labor de revisión de las embarcaciones, lo que les limita la labor de procurar que todos los dueños de barcos estén al día con la norma.

El Servicio Nacional de Guardacostas colaboran con el MOPT para la realización de controles en el mar, sin embargo no es prioridad para este organismo llevar a cabo la revisión de los documentos.

Director de Navegación y Seguridad, Jorge Hernández

Sin sanciones

La División Marítimo Portuaria no cuenta con una ley que establezca sanciones a las personas que no cumplen con la inspección anual, por lo que algunos dueños de embarcaciones evaden las revisiones a las que deben someterse.

El director de Navegación y Seguridad del MOPT, Jorge Hernández, explicó que cada una de las cinco capitanías de puerto son las que llevan a cabo las inspecciones.

Para ello, hacen jornadas de revisión en diferentes puntos de la costa y realizan convocatorias anticipadas para que los dueños de botes se acerquen, sin embargo, no es suficiente para que todos cumplan con la normativa.

Las valoraciones que se hacen a las embarcaciones durante la inspección tienen que ver con la implementos de seguridad, maquinaria y estado del casco del vehículo.

Hernández destacó la importancia de la revisión anual desde el punto de vista de la seguridad, ya que si un barco no es sometido a la fiscalización periódicamente no hay garantía de que los tripulantes y pasajeros estén a salvo en caso de un zafarrancho.

Los barcos pesqueros son los que tienen una mayor convocatoria a las inspecciones, ya que para obtener el permiso, por parte del Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (Incopesca), para extraer recursos del mar, primero deben contar con el certificado de navegación.

Coronado señaló que pese a este control algunos pescadores realizan la actividad sin el permiso de pesca, y por ende, sin haber pasado por la inspección anual.

DIRECTOR DE DIVISIÓN MARÍTIMO PORTUARIA DEL MOPT, FERNANDO CORONADO

Proyecto de ley

Desde su creación en la década de los 80, la División Marítimo Portuaria ha intentado promover alrededor de cinco proyectos de ley para regular la navegación y los permisos de las embarcaciones, sin tener éxito hasta la fecha.

Coronado indicó que actualmente están cerca de conseguir que la Asamblea Legislativa apruebe el proyecto de Ley de Navegación Acuática (expediente 18.512), el cual establecería las sanciones correspondientes a quienes evadan las inspecciones.

El asesor legal del MOPT, Nelson Soto, explicó que la propuesta se encuentra en discusión en la Comisión de Gobierno y Administración.

Dentro de los objetivos que promueve el proyecto se encuentran la prevención de contaminación por derrame de sustancias peligrosas, regulación del tráfico de navegaciones en el mar, seguridad de vehículos y tripulantes, titulación, acreditación de manejo de barcos, entre otros.

Director de Navegación y Seguridad, Jorge Hernández

También se pretende optimizar los recursos con los que cuenta el Estado para el control de embarcaciones en el mar, por lo que se propone dotar de más recursos económicos a Guardacostas para que continúen colaborando con las inspecciones.

Hernández señaló que actualmente esta dependencia del Ministerio de Seguridad debe dejar de realizar el control de documentación si surge alguna emergencia relacionada con el narcotráfico, por ejemplo.

La propuesta de ley se encuentra en fase de consultas por parte de diversas instituciones. El Ministerio de Hacienda emitió un criterio técnico positivo, sin embargo tiene dudas con respecto a la iniciativa de conformar un fideicomiso para generar los recursos económicos necesarios para ejecutar el proyecto.

Coronado indicó que conformaron un equipo técnico para promover y asesorar sobre los alcances de la propuesta en la Asamblea Legislativa.

Este proyecto cuenta con el aval del jerarca del MOPT, Carlos Segnini. El tema cobró fuerza tras el hundimiento del catamarán en el Pacífico Central el 8 de enero anterior y el vuelco de la barcaza que transportaba nitrato de amonio en el Golfo de Nicoya el pasado 2 de mayo.