No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Coronavirus
En Costa Rica

+
Nuevos
+
Fallecidos
Salón
0%
UCI
0%

Más datos

aquí

¡Muchas gracias!

Hemos notado que nos visitas regularmente, por lo que nos interesa conocer tu opinión de que mejoras podemos realizar.

9 días de huelga: pacientes sin quimioterapia y más de 1.500 cirugías suspendidas en la Caja

​Deberán reponerse además más de 43 mil citas de consulta externa; jerarca de la institución mostró su preocupación por problemas con ambulancias y el servicio de lavandería

Los nueve días de huelga sindical le dejan a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) pacientes sin su tratamiento de quimioterapia, ambulancias atrapadas por bloqueos, su servicio de lavandería prácticamente paralizado y más de 1.500 cirugías suspendidas que con urgencia se deberán reponer.

El presidente de la institución, Román Macaya, reveló la mañana de este martes en el programa Nuestra Voz "el daño colateral" que ha dejado el movimiento protesta en los servicios de salud, que a todas luces figura como uno de los más afectados, junto a la educación y los combustibles.

Según el jerarca, en la entidad se han tenido que cancelar un total de 43.654 citas y 1.536 intervenciones quirúrgicas programadas al lunes, cuando las manifestaciones cumplieron una semana de haber iniciado.

Otro de los problemas se ha presentado en el atención a pacientes que requieren tratamientos como quimioterapia y radioterapia, de los cuales se presentaron 15 casos sólo en el transcurso del lunes y debido a que los encargados de ofrecer el servicio, participan en la huelga. Esos tratamientos no deben suspenderse porque rompen con un ciclo estricto que se debe respetar para lograr una cura.

Macaya, además expresó su preocupación con la actitud de los protestantes que impiden el tránsito de ambulancias si estas no se encuentran trasladando a un paciente, ya que, explicó, estos vehículos no solo se utilizan en casos de emergencias, sino como medio de transporte para personas que requieren de tratamientos críticos y que no tienen las facilidades para asistir a los centros médicos para ser atendidos.

Las disposiciones en las barricadas, entonces, interfieren con esa posibilidad cuando se va a recoger a los pacientes.

También hay afectación en el servicio de lavandería, ya que los huelguistas entorpecen el retiro de ropa sucia y el ingreso de la que está limpia en los diferentes centros médicos, principalmente en la Zeledón Venegas del hospital San Juan de Dios y la Lavandería Central en el hospital México.

La acumulación de ropa sucia es considerada como "altamente sensible", por el presidente de la Caja, debido a que pone en riesgo la salud y la vida de las personas hospitalizadas por posibles focos de infección. Ello llevó a la entidad a anunciar el lunes que extremará sus medidas al redoblar el control de equipos de vigilancia epidemiológica.

En ese particular, Macaya aseguró que personal administrativo se ha ofrecido a lavar prendas para cooperar con los enfermos.

El jerarca reiteró su llamado a los trabajadores de la institución que permanecen en la huelga, para que regresen a sus labores lo antes posible y atiendan sus obligaciones y compromisos con las personas afectadas en su salud.

Crédito de fotografía: Israel Solís.