Consumir 5 bebidas alcohólicas en menos de 2 horas eleva riesgo de hipertensión, concluye Universidad de Montreal

#PuraVida​Los expertos definen esta conducta como “binge drinking”; se trata de beber grandes cantidades de alcohol en el menor tiempo posible

Consumir más cinco bebidas alcohólicas en menos de dos horas aumenta el riesgo de desarrollar hipertensión en adultos jóvenes.

Así lo ratifica una reciente investigación científica liderada por la Facultad de Medicina Preventiva de la Universidad de Montreal en Québec, Canadá.

Los investigadores estimaron que los jóvenes de 18 a 34 años son los más propensos a hacer "binge drinking" al menos cuatro veces al mes. Se estima que ingieren más de 8 tragos por sesión.

La publicación indica que el problema de este fenómeno es que apresura la aparición de enfermedades crónicas como la hipertensión.

"Jóvenes tomadores en sus 20 años presentaron un presión arterial de 2 a 4 veces mayor que aquellos abstemios o bebedores ocasionales", precisó la líder de la investigación, Erin O'Loughlin.

Al respecto, la cardióloga Thelma Sánchez, advirtió que esta conducta intensiva de consumo alcohólico pone en riesgo no solo el corazón, sino también otros órganos vitales.


Sánchez recordó que la presión arterial es un síntoma que puede desencadenar en una serie de enfermedades cardiovasculares, por ello, es esencial conocer la propia medición y mantenerla bajo control, mucho más cuando se tiene familiares con este padecimiento.

El alcohol puede alterar la presión arterial

La premisa de los investigadores se concretó después de analizar por cuatro años los casos de 756 jóvenes cuya edad promedio fue de 20 años.

La muestra se tomó del reconocido estudio canadiense Nicotine Dependence in Teens, un análisis que evalúa la conducta sobre adicciones, como el cigarro y el alcohol.

Al termino del trabajo, los expertos revisaron nuevamente los dos parámetros: ingesta de alcohol y presión arterial.

"Los resultados mostraron que 1 de cada 4 jóvenes cumplió con el criterio de pre-hipertenso; es preocupante porque esta condición puede progresar causando enfermedades al corazón y hasta muerte prematura", advirtió la investigadora O'Loughlin.

Adicionalmente, los hallazgos mostraron que el 85 por ciento de los participantes que bebían en exceso a los 20, siguieron el mismo patrón hasta los 24 años.

La revista especializada Journal of Adolescent Health publicó el análisis en su reciente edición.

Sánchez comentó este estudio es equiparable a la realidad nacional, donde el abuso sigue siendo uno de los mayores problemas, indistintamente del grupo etario.