Fabricante alemán Bosch equipó los motores diésel de Volkswagen señalados por fraude

Confesión​Bsoch es uno de los gigantes alemanes de tecnología automotriz e industrial

El alemán Bosch admitió este martes que es el responsable de fabricar el dispositivo detrás de una mayor contaminación de los vehículos diésel de Volkswagen en Estados Unidos.

En un comunicado, la empresa reconoció haber fabricado para la Volkswagen, también germana, estos dispositivos que han sido denunciados por la Agencia de la Protección Medioambiental (EPA) estadounidense.

Se trata, en concreto, de un sistema de conducto común para los motores diésel que se se utiliza desde finales de los años noventa. Con este comunicado, Bosch parece intentar defenderse del escándalo que afecta a Volkswagen que incorporó un dispositivo informático para esconder unas mayores emisiones de CO2.