Evite llevar a su hijo a sitios cerrados para que no se enferme antes de entrar a clases, recomienda pediatra

#PuraVida​Procure que los paseos sean en horas diurnas y mantenga el lavado de manos

Si está planeando un paseo en la última semana de vacaciones, elija lugares al aire libre, como jardines o parques, para evitar que su hijo se enferme días antes de la entrada a clases.

De acuerdo con la directora de la Hospital Nacional de Niños (HNN), Olga Arguedas, los sitios cerrados aumentan el riesgo de que el menor se contagie de algún virus y desarrolle una infección respiratoria.


pediatra, olga arguedas

La doctora Arguedas indicó que seguir esta recomendación es muy importante porque las infecciones respiratorias se transmiten por "gotas de saliva o mucosidad que salen de la nariz o boca como un atomizador"; así las cosas, en lugares cerrados los niños están más expuestos al contagio.

"Si un niño no sigue el protocolo apropiado del estornudo, es más probable que contamine a otros en lugares cerrados porque el efecto "spray" se concentra", detalló la especialista.

Así mismo, en recintos de este tipo, como casas o cines, aumenta la posibilidad de que el menor toque objetos previamente contaminados por otros visitantes.

Otra de las sugerencias es utilizar la ropa apropiada para el tipo de clima.

De acuerdo con Arguedas, es preciso que los padres de familia valoren las condiciones climáticas antes de salir de la casa.

Si se quedan hasta la tarde y están previstos los vientos, los niños deberían llevar abrigos y bufandas para amortiguar los cambios bruscos de temperatura, recomendó la pediatra, quien agregó que con los menores de 5 años se debe prestar especial atención.

pediatra, olga arguedas

"A los niños de esta edad nos les gustan los abrigos porque les inhiben la movilidad de los brazos, una buena alternativa es que los abriguen con un chaleco y ropa más liviana por debajo", sugirió la experta.

Por su parte, otros pediatras indicaron que también se puede optar por ponerles doble camiseta y manga larga, como hacer "capas de ropa".

Por ello, lo ideal es que los paseos sean en horas diurnas, ya que después del atardecer, la temperatura desciende de manera abrupta y con ello las posibilidades de infecciones aumentan.

Además, si el niño asiste a una actividad acuática, procure cambiarle de inmediato la ropa húmeda, recordó la pediatra.

Aunado a estas medidas preventivas, los padres de familia deben velar porque el lavado de manos prevalezca durante el paseo, o en su defecto, el uso de alcohol en gel.

Los niños deben asearse las manos antes y después de comer, así como luego de ir al baño.

No obstante, debe ser un compromiso de familia, así que los primeros en dar el ejemplo deben ser papá y mamá, aseveró.

pediatra, olga arguedas