Gobierno niega que proyecto de libertad de culto busque ganar votos de evangélicos

PolémicaViceministro de la Presidencia, Daniel Soley, aseguró que el proyecto busca regular las relaciones del Estado con los diversos credos religiosos


La convocatoria que hizo el Ejecutivo para que en la Asamblea Legislativa se discuta el proyecto de Ley para la libertad religiosa y de culto durante las sesiones extraordinarias no tiene la intención de ganar los votos de las bancadas evangélicas, afirmó el viceministro de la Presidencia, Daniel Soley, durante una entrevista realizada este lunes en el programa Nuestra Voz.

Viceministro de la presidencia, daniel soley

Soley aseveró que el objetivo principal del Ejecutivo es regular la creación y el funcionamiento de iglesias de distintas religiones. "No es ningún tipo de negociación con los evangélicos, pues ya desde hace varios años estos sectores venían trabajando para reglamentarse y cumplir con lo dispuesto en las leyes, entre ellas la 7.600", añadió.

El diputado de Liberación Nacional, Juan Luis Jiménez, manifestó su preocupación por la forma de proceder del Ejecutivo. "El artículo 75 de la Constitución garantiza la libertad religiosa, por lo que la discusión de este proyecto es innecesaria", señaló.

Por su parte, el diputado de Alianza Democrática, Mario Redondo, indicó que no hubo ningún acuerdo con la Presidencia y que la aprobación de esta ley es vital para garantizar que los costarricenses practiquen su fe sin discriminación. "No se trata de dar privilegios a ninguna iglesia", manifestó.

diputado alianza democrática, mario redondo

El proyecto de Ley para la libertad religiosa y de culto fue presentado por el exdiputado de Restauración Nacional, Carlos Avendaño (2010-2014), y pretende regular las relaciones entre el Estado y las iglesias no católicas.