Más de dos horas de ejercicio al día disminuyen riesgo de sufrir Mal de Parkinson, concluye estudio

#PuraVida​Investigadores suecos analizaron los datos de 43,368 personas

Dedicar diariamente más de dos horas a una actividad física moderada aminora el riesgo de desarrollar el Mal de Parkinson.

Lo sugiere un reciente estudio dirigido por expertos del Karolinska Institutet en Estocolmo, Suecia.

Para analizar la relación entre la actividad física y este padecimiento, los investigadores analizaron los hábitos de 43,368 personas por 12 años.

Hacer las labores de la casa y varias caminatas durante el día son suficientes para minimizar la posibilidad de sufrir esta enfermedad, cuyo síntoma inicial es el constante temblor en los brazos, concluye la investigación.

La vida en movimiento tiene un impacto muy positivo para el cerebro, asegura el neurólogo Alexánder Parajeles, quien explica se ha visto que el ejercicio ayuda a retrasar la degeneración celular en el cerebro.

Los hallazgos son importantes para la población en general, pero también para aquellos que están involucrados en el tratamiento de quienes ya sufren de este padecimiento, asegura la autora principal de la investigación, Karin Wirdefeldt.

Para obtener los resultados, publicados en Brain: A Journal of Neurology, los expertos realizaron un análisis comparativo entre personas físicamente activas y sedentarias.

Los voluntarios 27,860 mujeres y 15,500 hombres contestaron un extenso cuestionario sobre el tipo de actividades realizadas durante el día y el tiempo consumido.

Dentro del grupo de movimientos físicos fueron incluidos los quehaceres hogareños, actividades al aire libre en la comunidad, desplazamientos al supermercado, entre otros.

Al inicio de la fase de observación en 1997, todos los participantes eran sanos, después en el 2010, año que concluyó la recopilación de datos, los expertos notaron que 286 personas ya sufrían la enfermedad.

Al término del estudio, aquellos que realizaron más de horas de movimiento físico moderado al día presentaron un riesgo mucho menor de sufrir la enfermedad, si se comparan con aquellos que realizaron poco o ningún tipo de ejercicio.

Para el neurólogo costarricense este estudio ratifica una vez más que el ejercicio es fundamental para la salud cerebral.


El Mal de Parkinson afecta a 2 de cada 1000 personas y es más frecuente a partir de los 50 años.