Al menos 18 muertos en la colisión de dos barcos en el Nilo

tragediaPasajeros celebraban un compromiso matrimonial

Al menos 18 personas que festejaban un compromiso matrimonial murieron ahogadas en la colisión de un barco de recreo y un carguero en el río Nilo, al norte de El Cairo, y se busca a seis desaparecidos.

La colisión se produjo el miércoles por la noche en la región de Waraq, un suburbio pobre al norte de la capital egipcia. Los pasajeros celebraban la unión en una pequeña embarcación, según testigos.


Es muy frecuente ver estas embarcaciones, a menudo vetustas, surcando las aguas del Nilo en la capital egipcia durante los periodos de fiestas.

"Hay al menos cinco mujeres y siete niños entre las víctimas", afirmó el portavoz del ministerio de Salud, Hosam Abdel Ghafar.

Fuentes de seguridad y socorristas dieron anteriormente un balance de 21 muertos, pero un general de la policía dijo que eran 18. Por el momento se desconoce el número exacto de pasajeros a bordo del barco de recreo.

Cinco personas han sido rescatadas pero hay un número indeterminado de desaparecidos, afirmó el general.

El jueves las lanchas de la policía y los buzos recorrían las aguas del Nilo en busca de los desaparecidos en este accidente, el más mortífero de este tipo desde abril de 2011, constató la AFP.

Los familiares de las víctimas se congregaron en la orilla del río. Algunos se quejaban de la lentitud de las operaciones de rescate.

El capitán, detenido

Los testigos cuentan que los pescadores sacaron del agua cadáveres antes de la llegada de los socorristas.

"En torno a las 20H00/20H30, un carguero chocó con el barco", dijo el hermano del propietario del barco de recreo, Mustafa al Suweisi, con un sobrino de diez años todavía desaparecido en el accidente.

"El gobierno no hace nada", protestó Ahmed Helmi, que perdió a siete familiares en el choque, entre ellos dos niños que siguen desaparecidos.

Helmi critica sobre todo los recursos limitados empleados por la policía en la búsqueda.

La página web del diario Al Ahram publicó fotografías en las que se ve el barco sacado a flote por la policía después del naufragio: una embarcación con banquetas laterales y barras metálicas a modo de techo.

El capitán del carguero y tres de sus ayudantes, acusados por la fiscalía de homicidio involuntario y de no haber respetado las medidas de seguridad, se encuentran en detención preventiva por cuatro días.

Los accidentes de transporte son frecuentes en Egipto y suelen deberse a problemas de mantenimiento y a negligencias.

En febrero de 2006, más de 1.000 pasajeros murieron en el naufragio del ferry egipcio "Al Salam" en el Mar Rojo, el accidente marítimo más mortífero de la historia del país.