Es injusto decir que vivimos en un país sin Dios y sin rumbo, insiste Solís sobre inseguridad

defensa​Presidente comentó que la Fuerza Pública tiene todo bajo control

Frente a decenas de oficiales que celebraron este lunes el 66 aniversario de la Fuerza Pública, el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, indicó que es "altamente injusto" señalar que vivimos en un país "sin Dios y sin rumbo".

De esta forma se volvió a sacudir el mandatario las críticas de diversos sectores que señalan un descontrol en la inseguridad, principalmente por temas como el narcotráfico y crimen organizado.

Solís indicó que estos cuestionamientos pasan por alto la labor que realiza la Fuerza Pública a diario y desmerita los operativos que se realizan para mantener segura a la ciudadanía costarricense.

El gobernante insistió en que están trabajando en el combate a los delitos productos del crimen organizado, y señaló que si bien es lamentable los hechos delictivos ocurridos en el último mes no hay razón para alarmarse.

El presidente agradeció a los policías por su trabajo diario, así como a las familias de estos oficiales por la comprensión y apoyo en el ejercicio de su labor.

El próximo viernes, los Supremos Poderes de la República se reunirán de nuevo para continuar el diálogo acerca de las medidas a tomar contra el narcotráfico.

A principios de octubre, se tomó la decisión de designar a 500 Policías de Control de Drogas en operativos contra el narcomenudeo en todo el país.