Anarquía se adueña de Yemen por combates entre fuerzas de seguridad y rebeldes

caos​Presidente no regresará por el momento a su país

Los grupos armados circulan, a veces en tanques, en medio de ruidos de disparos y explosiones, por la segunda ciudad de Yemen, Adén, sumida en el caos y ya casi sin fuerzas de seguridad.

Mientras, el presidente de Yemen Abd Rabo Mansur Hadi no regresará "por el momento" a su país y se ha ido de la cumbre árabe en Egipto con el rey saudí rumbo a Riad, declaró el ministro de Relaciones Exteriores yemení.

Este sábado, toda la ciudad tembló tras poderosas explosiones en un gran depósito de armas al pie de la montaña Jebel Hadid, cerca del puerto.

El viernes, el depósito, donde se registraron enfrentamientos, quedó en manos de saqueadores, antes de que se registraran las explosiones, según testigos.

El depósito pertenecía al ejército yemení, pero los soldados lo abandonaron, tras salir precipitadamente de la ciudad el presidente yemení, amenazado por los rebeldes hutíes y sus aliados.

"Hasta ahora hemos retirado catorce cuerpos carbonizados y, según nuestras informaciones, sigue habiendo más cadáveres adentro", declaró a la AFP el director del departamento municipal de Salud, Al Jeder Lasuar.