Ataques de Boko Haram en Nigeria dejan 200 muertos en 36 horas

Violencia ​Este viernes murieron cerca de 29 personas

Unas 200 personas murieron en ataques perpetrados por presuntos militantes del grupo islamista Boko Haram en las últimas 36 horas en aldeas del noreste de Nigeria, en la peor semana de violencia desde la entrada en funciones del nuevo presidente Muhamadu Buhari en mayo.

En pleno mes de Ramadán, hombres acompañados por sus hijos murieron durante la oración, otros fieles fueron reagrupados y fusilados, una adolescente se hizo explotar en una mezquita, y mujeres fueron ejecutadas en su casas, según testigos. Al menos 145 personas fueron asesinadas en el estado de Borno.

La ola de atentados, que se inició el miércoles por la noche, afectó a varios pueblos del Estado de Borno, epicentro de la insurrección islamista.

El jefe de Estado nigeriano condenó en un comunicado publicado el viernes esta nueva ola de violencia que calificó de "inhumana" y "bárbara", y expresó la necesidad "de formar una coalición internacional más eficaz" contra los insurgentes islamistas.

Este viernes por lo menos 29 personas murieron en un nuevo ataque realizado por presuntos islamistas en Mussa, pueblo del Estado de Borno, en el noreste de Nigeria, informaron un testigo y un miliciano.

Los hombres armados llegaron al pueblo a las a la una de la tarde (Hora local) "y dispararon contra todos a los que veían", informó a la AFP el domingo Sunday Wabba, un responsable asociativo local.

"Hasta ahora, hemos contado los cuerpos de 29 personas y hay muchos heridos", agregó. Umoru Jantiku, miliciano comprometido en la lucha contra Boko Haram, confirmó el balance, y agregó que otros cadáveres podrían estar ocultos entre la maleza.

La noche del miércoles, según informaron el jueves testigos presenciales, decenas de rebeldes atacaron tres aldeas remotas del estado de Borno, matando a sus residentes e incendiando sus casas.

Primero, 97 personas murieron el miércoles en un ataque en la aldea de Kukawa, cerca del lago Chad, en el noreste de Nigeria, informaron testigos.

Dos horas después, a 50 km de allí, en la ciudad de Monguno, otros 48 fieles reunidos para orar fueron fusilados en la noche, según dijeron a la AFP un responsable local y testigos de los hechos. También resultaron heridos otros 11.

El jueves una adolescente se hizo estallar en una mezquita de Malari, un pueblo del noreste de Nigeria y mató a 12 fieles, afirmaron el viernes un testigo y un miliciano que lucha contra Boko Haram.

En torno a las 2 p.m hora nigeriana del jueves, una la adolescente de 15 años entró en una mezquita de Malari, un pueblo del estado de Borno, en la que los fieles se disponían a orar.

Presuntos miembros de Boko Haram ejecutaron por su parte a 11 hombres elegidos puerta a puerta en una aldea del nordeste de Nigeria, porque se "habían negado a integrar sus filas", declararon a la AFP dos habitantes.

En la noche del jueves al viernes a las 1 y 30 de la mañana, "los combatientes de Boko Haram mataron a 11 personas en nuestra aldea", declaró a la AFP Isa Mshelia, un habitante de Miringa, en el estado de Borno.

Video: TelesurTV