No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Aprobar un almuerzo por ¢1,3 millones causó suspensión por ocho días a alcalde de Limón

​Néstor Mattis fue sancionado por tercera vez por la Contraloría General de la República

Aprobar una factura por ¢1.333.381 que gastaron miembros del Concejo Municipal en un almuerzo, le costó una suspensión de ocho días sin goce de salario al alcalde de Limón, Néstor Mattis Williams.

La sanción fue impuesta por la Contraloría General de la República (CGR) el 22 de noviembre del 2016, luego fue apelada por el funcionario, la impugnación fue rechazada y se ejecutó el castigo, el cual terminó este 24 de octubre.

Ante consulta de AmeliaRueda.com, la oficina de prensa de la CGR indicó que el alcalde se acogió a la suspensión por su propia voluntad y no fue necesario recurrir ante el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) para que la ejecutara.

El hecho por el cual sancionaron al alcalde limonense data del 1° de mayo de 2012, cuando ese día los miembros del Concejo Municipal de Limón eligieron a los regidores José Ramón Retana Cerdas, y a César Augusto Víctor Vélez, como presidente y vicepresidente de dicho foro municipal.

Posterior a la elección, cerca de las 12:30 p. m. , Retana Cerdas organizó un almuerzo en un lugar llamado Mirador Bar y Restaurante El Faro, ubicado en Limón centro, al cual asistieron 21 servidores de la Municipalidad de Limón y al menos 50 personas más cuya investidura se desconoce, según consta en la resolución 15443-2016.

20 días después, el 21 de mayo, Retana Cerdas remitió la factura al departamento de Contabilidad del municipio para que se hiciera el pago al restaurante y señaló que la erogación sería por gastos de representación.

En la factura se consignó el siguiente detalle: 85 platos y bebidas por persona, por ¢704.905;10 tablas especiales por ¢265.000; 50 botellas de agua por ¢78.000; y 131 refrescos por ¢164.260; impuesto al servicio ¢121.216; todo en total ascendió a la suma de ¢1.333.381, detalla la resolución de la Contraloría.

El 30 de mayo de ese año, Néstor Mattis ordenó a Contabilidad hacer el pago al restaurante, esto a pesar de que el jefe de la Unidad Contable del municipio, Ástor Velásquez, le envió un oficio en el cual indicó que el pago no se justificaba como gastos de representación y no estaba reglamentado dentro de la Ley de Contratación Administrativa. Sin embargo, pese a la oposición del contador, el pago se hizo al día siguiente mediante el cheque No. 386245-2.

“La culpa grave fue debidamente acreditada al determinarse que la conducta del señor Mattis Williams fue negligente e impudente, al no verificar la legitimidad, tanto del sustento de la actividad efectuada, como de las personas que fueron objeto de la atención brindada y autorizó el pago de la factura referida pese a las irregularidades, por lo que no se trató solamente de “errores procedimentales”, como alega”, determinó la CGR al resolver la apelación de Mattis.

Por esa razón, el órgano fiscalizador del Estado ratificó la suspensión y ordenó a José Ramón Retana Cerdas al pago de los ¢1,3 millones que fueron gastados en el restaurante.

AmeliaRueda.com intentó obtener la versión del alcalde de Limón; no obstante, cuando respondió la llamada que realizó este medio manifestó: “No tengo nada que decir”, para luego colgar el teléfono.

Tercera sanción

Esta es la tercera ocasión en que la Contraloría sanciona a Mattis desde que funge como alcalde en el 2010, pues en el 2015 también lo suspendió por ocho días debido al uso irregular de un vehículo del ayuntamiento en el 2012.

Además, en otra causa administrativa, fue suspendido 20 días de su cargo (sin goce salarial) por la mala liquidación de viáticos para un viaje oficial a China, al haber viajado en primera clase. Dicha denuncia fue presentada en 6 de junio de 2013.

Asimismo, la Contraloría también abrió una nueva causa este año, la cual está en trámite y no se puede tener mayor detalle debido a la etapa procesal en que está, comunicó el departamento de prensa.

Mattis fue reelecto como alcalde en las elecciones de febrero del 2016, esta vez por el Partido Auténtico Limonense, tras salir del Partido Liberación Nacional (PLN).