No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación
    • VozYVoto.org
    • DataBaseAR.com

AyA urge actualizar plan maestro de obras para abastecimiento futuro​

​Programa actual data de 1989  y fue renovado por última vez en 2002

Casi 30 años va a cumplir el plan maestro del Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) para el desarrollo de obras en la Gran Área Metropolitana que garanticen el abastecimiento de la población.

Fue en 1989 cuando una empresa de origen israelí planteó cuáles eran las proyecciones del país y los proyectos que tenían que llevarse a cabo en los años siguientes.

Ese plan cubría hasta 2015, por eso el AyA urge de una nueva actualización después de la que se hizo en 2002.

El gerente general del AyA, Manuel Salas, indicó que planean contratar para el próximo año una empresa que analice esta situación y plantee la nueva cartera de proyectos.

"Nosotros debemos tener identificado para muy largo plazo, de 60 a 70 años, cuáles van a ser todas las necesidades de agua potable que va a tener la población, luego cuáles van a ser las fuentes de agua que vamos a estar explotando, y consecuentemente, cuál es la infraestructura necesaria", señaló el funcionario.

Redes de conducción, tanques, bombeo y tratamiento es parte de lo que se debe analizar.

Salas comentó que dentro del estudio se debe contemplar el crecimiento poblacional así como las perspectivas económicas. También cuál es el modelo de desarrollo que se plantea para dirigir los esfuerzos en esa línea.

De igual manera, el plan maestro contempla aspectos de carácter ambiental como la protección de los mantos acuíferos que posteriormente abastecerán del líquido a las personas.

"Se han comprometido más las fuentes que lo que se ha aumentado la demanda. Obviamente la demanda ha aumentado, pero también la afectación ha sido mucha", externó el funcionario del AyA.

Fenómenos como el cambio climático son fundamentales para contar con un plan maestro que se adapte a la realidad de las futuras generaciones. Salas comentó que por ejemplo, hay que prever situaciones extremas como la sequía vivida entre 2014 y 2015 que comprometió seriamente los mandos acuíferos a los que tiene acceso Acueductos y Alcantarillados.

La institución debe sacar a licitación el estudio para poder llevar adelante el análisis.