Bailarines rusos y ucranianos dejan tensión política atrás y se unen para una gala caritativa

Caridad​La iniciativa tiene lugar cuando las relaciones entre Rusia y su vecina Ucrania se encuentran en su peor momento

Bailarines rusos y ucranianos unieron el domingo por la noche sus 'entrechats' sobre el escenario del Bolshoi, emblemático teatro moscovita, durante una gala caritativa en beneficio de la Escuela Coreográfica de Kiev celebrada en un momento de tensión entre Rusia y Ucrania.

La gala, que colgó el cartel de completo, está organizada por la bailarina estrella del Bolshoi Svetlana Zajarova, a quien se le ocurrió la idea después de visitar su Alma Mater, la Escuela Coreográfica de Kiev.

"Me sorprendió ver que no estaba sólo en mal estado, sino peor que cuando yo estudié", explicó Zajarova. "Cuando vivimos una situación tan dura, hay que pensar en los chicos [que estudian allí]. Hay que ayudarlos sin importar el país en el que vivan", subrayó.

Para su compañera del Bolshoi Natalia Osipova, era "imposible no participar" en el proyecto. "Yo misma recuerdo hasta qué punto era terrible entrar en una sala de danza en invierno y tiritar" de frío, apunta.

En el teatro de danza más bonito de Moscú, "la tarde comenzó con pasión", explicó durante el intermedio el productor de la gala, Yuri Baranov. Desde los primeros pasos, "el éxito es enorme: el público aplaudió, golpeó el suelo con los pies. Mostró su entusiasmo".

La iniciativa de Svetlana Zajarova tiene lugar cuando las relaciones entre Rusia y su vecina Ucrania se encuentran en su peor momento desde la caída de la URSS. Kiev acusa a Moscú de apoyar a los separatistas prorrusos que luchan contra el ejército ucraniano en el este de esta ex república soviética.

En los últimos meses, la población rusa ha multiplicado las acciones de solidaridad con los civiles de las regiones separatistas del este de Ucrania, donde se concentran los combates. Los gestos a favor de los ucranianos del centro y del oeste del país son, por el contrario, contados.