No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación
    • VozYVoto.org
    • DataBaseAR.com

"Baja calidad" de universidades afecta al sistema de justicia, coinciden magistrada y analista

Profesionales recientes necesitan de capacitaciones

La baja calidad de los profesionales que en los últimos años se gradúan de las facultades de Derecho de las diferentes universidades que ofrecen esa carrera en el país impacta negativamente el sistema de Justicia, según coincidieron la mañana de este martes en el programa Nuestra Voz la magistrada de la Sala Constitucional Nancy Hernández, y el analista Ewald Acuña.

Esa deficiencia compone uno los varios elementos que tiene inmerso al Poder Judicial en el centro de la opinión pública por un aumento de la desconfianza en los órganos de justicia, a raíz de la suspensión de dos de sus actores claves, como lo son el fiscal general de República, Jorge Chavarría, así como el juez superior de la Sala de Casación Penal, Celso Gamboa.

"La crisis de las universidades y la falta de la calidad en la educación impactan al sistema de justicia, porque entonces nosotros recibimos a varios profesionales y tenemos que estarlos capacitando e invirtiendo un montón de plata en subsanar esas omisiones", explicó Hernández.

"El problema más grave que está teniendo el Poder Judicial es la calidad de los administradores de justicia, no solo jueces, sino fiscales y defensores. ¿Por qué? Tenemos un problema que se origina fuera del Poder Judicial, que es la preparación en una enorme cantidad de universidades, de las que hay unas muy buenas y otras pésimas, y de ahí se nutre el Poder Judicial", indicó por su parte Acuña, abogado litigante y exjuez de la República.

El analista manifestó que podrían aprovecharse los insumos que provee el Estado de la Justicia para cruzarse con los datos que arrojan los exámenes de incorporación al Colegio de Abogados y Abogadas de Costa Rica, lo que se demostraría el origen de la mayoría de profesionales en la materia.

"Llama la atención que las universidades que están dentro de los porcentajes más bajos de rendimiento académico, es de donde están viniendo la mayoría de los funcionarios judiciales. Entonces eso es un indicador de que no está llegando la mejor gente en el sentido académico", agregó el experto.

Acuña también señaló que una cantidad importante de esos trabajadores judiciales tampoco cuentan con la experiencia para asumir cargos altos, en los cuales son asignados simplemente porque ganaron el respectivo concurso y no por haber cumplido un ciclo en puestos de inferior importancia.

En esa misma línea se manifestó el presidente de la Corte Suprema de Justicia y magistrado de la Sala Tercera, Carlos Chinchilla, quien considera que deben reformarse algunos requisitos de la carrera judicial, para garantizar que a los jueces cuatro y cinco (de máximo rango) hayan recabado vivencias suficientes para enfrentar las cargas de trabajo a las que se van a enfrentar.

La variación mencionada por la cabeza del Poder Judicial es una de las nueve áreas que pretende cambiar una propuesta presentada a la Corte Plena el pasado lunes por el magistrado de la Sala Constitucional, Paul Rueda, que incluye el procedimiento para elección de magistrados, el régimen disciplinario, los protocolos de conducta de servidores judiciales, nuevos requerimientos en el informe anual del Fiscal General, la elaboración de un plan tendente a la concentración de la cúpula de poder de la Corte en funciones estrictamente de dirección general de la política judicial, cambios al proceso penal y lucha contra la corrupción, evaluación de desempeño, así como el inicio de un diálogo con la sociedad civil.

La propuesta de Rueda fue acogida de forma unánime por sus compañeros y establece la creación de una comisión para cada uno de los temas, la cual estará integrada por magistrados de cada una de las cuatro salas del Poder Judicial. Las comisiones tendrán 15 días naturales para elevar una o varias propuestas concretas a la Corte Plena.