No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Bosques, humedales y refugio para patos: TEC pone en marcha un "eco-campus"

​Universidad planea invertir ¢15 millones anuales para conservación de sus zonas verdes

Los bosques del campus principal del Instituto Tecnológico de Costa Rica (TEC), en Cartago, serán restaurados a partir de mayor del 2018, luego de que su mantenimiento fuera incluido en el Plan maestro de desarrollo de infraestructura de la universidad, según lo dio a conocer este lunes el rector Julio Calvo, en entrevista con AmeliaRueda.com.

A ello se incluirán trabajos al lago central de la sede en la Vieja Metrópoli, un reservorio de agua y la creación de nuevos humedales para potenciar las cadenas alimenticias.

El primero de los pasos hacia un "eco-campus" se dio el pasado 17 de noviembre, con la delimitación de los espacios que recibirán una inversión de alrededor de ¢15 millones por año, a partir de la temporada lluviosa del año entrante.

En total, 10 áreas verdes se verán reforzadas para resguardar la conservación en al menos un 30 por ciento del centro de educación superior, cuya terreno tiene una extensión de 80 hectáreas, por los próximos 10 años.

La inversión incluye la restauración de los bosques autóctonos situados en las laderas del río Toyogres, la remoción de especies exóticas, rotulación y cercas. También se creará un refugio para patos, ya que gran cantidad de estas aves han migrado a una de las piletas de tratamiento de aguas de la universidad.

Calvo explicó que el monto está incluido en el presupuesto de mantenimiento del terreno y que será administrado y ejecutado por la Unidad de Gestión Ambiental, la Unidad de Mantenimiento y la Oficina de Ingeniería del Instituto Tecnológico.

El proyecto prevé la construcción de dos edificios, uno de administración y uno de computación, que juntos abarcarían un área base de 1.500 metros cuadrados. También planifica el desarrollo de nueva infraestructura incluyendo conceptos ecológicos.

"Aquí lo importante de reconocer es que la ciudad de Cartago básicamente está creciendo mucho, todo lo que es Paraíso de Cartago se va a pegar. Va a ser una sola mancha de cemento. Lo único que va a quedar en el centro de Cartago va a ser el campus del TEC y es un buen sitio de paso para muchas aves. Además es un sitio para entregarle a la ciudad de Cartago también un pulmón para la recreación y para que aquí se reproduzcan muchas especies típicas del Valle del Guarco", indicó el Rector.

Las labores además se adecuarán al programa de corredores biológicos del Gran Área Metropolitana (GAM), con el objetivo de brindar entornos ambientales que conserven a las especies en vías de extinción así como aquellas nativas de cada región.

Al plan de restauración de bosques le acompaña un monitoreo constante del consumo de electricidad y de agua, así como un programa de reciclaje y uno de gestión ambiental.

Calvo agregó que actualmente desarrollan una granja solar con media hectárea de paneles solares que permitiría la generación de un 20 por ciento de la energía que utiliza el TEC. La iniciativa sería aprovechada para la venta y el consumo de electricidad.

La idea del eco-campus se expandirá a la sede de San Carlos.

En 2018, la institución terminará ocho proyectos que tienen que ver con un crédito de $50 millones otorgado por el Banco Mundial.

Fotografías cortesía de: Julio Calvo.