Canciller: "No tenemos nada de qué retractarnos" con Venezuela

reacción​Posición de Costa Rica sobre resultado electoral en Venezuela fue “light” opina Vladimir de la Cruz.

Costa Rica no ha "metido la nariz" en donde no le corresponde y por esa razón no tiene por qué retractarse con Venezuela.

Así reaccionó el canciller costarricense Manuel González, la mañana de este jueves durante el programa Nuestra Voz. Este miércoles, el gobierno venezolano acusó al país de cometer un acto "inamistoso, insolente e inaceptable", por hacer un llamado para que se respetara el resultado de las elecciones legislativas del pasado 6 de diciembre en el país caribeño.


"Nuestro comunicado fue bastante claro, respetuoso, de buena voluntad en un proceso electoral que ha sido ampliamente discutido por la comunidad internacional", aseveró González.

canciller manuel gonzález

El 6 de diciembre Venezuela celebró elecciones legislativas en las cuales el oficialismo perdió el control del Congreso. Los nuevos diputados tomaron posesión este martes, en una sesión en la cual no faltó la polémica, debido al intento del oficialismo por impedir que al menos tres diputados opositores se juramentaran para evitar que tuvieran mayoría absoluta.

Previo a la toma de posesión de los nuevos congresistas, el lunes el gobierno costarricense instó a las autoridades electorales y partidarias venezolanas a respetar el resultado de los comicios,lo cual fue catalogado por la administración de Nicolás Maduro como una injerencia tica en los asuntos internos venezolanos.

No obstante, el historiador y politólogo Vladimir de la Cruz más bien calificó el comunicado costarricense como "flojón" y "light" (liviano).

historiador y politólogo, vladimir de la cruz

A juicio del analista, el comunicado de Costa Rica fue un simple llamado a respetar los resultados electorales, algo que también han hecho los países de la Unión Europea, el papa Francisco, los países de la Unasur e incluso algunos aliados de Venezuela.

"Venezuela esta tirando cortinas de humo, tratando de hacer ver que hay presiones extranjeras como si fuera país agredido", aseveró el politólogo.

Esta posición de Venezuela obedece - según de la Cruz- a que el gobierno de Maduro necesita validarse en el poder de cualquier manera, puesto que se enfrentan a una nueva realidad que no parecen haber comprendido.

En ese sentido recordó que el gobierno de Hugo Chavez primero y luego del de Maduro, aprobaron una serie de leyes y normativas que restaron poder a la oposición en el Congreso, que ahora pueden ser usadas por los opositores contra el mismo gobierno.

De la Cruz recordó que los militares juegan todavía un papel muy importante y lo seguirán haciendo bajo el nuevo esquema, ya que tienen presencia en al menos el 32 por ciento de los ministerios de la actual administración.

historiador y politólogo, vladimir de la cruz