No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Candidatos obligados a buscar estrategias "más fuertes" para conquistar el voto joven

Menores de 30 años representan casi el 40% de los votantes y podrían decidir estas elecciones

Un panorama indeciso y cambiante se presenta entre el electorado costarricense a solo tres meses de los comicios presidencias, lo que obligará a los partidos políticos a plantearse estrategias "más fuertes" para buscar captar el voto, especialmente de la población joven, aseguraron este miércoles expertos en el programa radial Nuestra Voz.

Para las elecciones de 2018 los menores de 30 años representarán cerca del 40% del padrón, así que pueden definir un ganador.

"El panorama es incierto, los datos reflejan que en este momento no hay ningún candidato que llegue al 40% que exige el Código Electoral para ganar en primera ronda. Esto lo que le implica a los partidos es un panorama en el que necesariamente tienen que definir una estrategia muy fuerte para poder llegarle no solamente a los indecisos sino también para convencer a sus propios seguidores de que sus propuestas son certeras y viales", afirmó la politóloga Valentina Artavia.

Una encuesta realizada por el Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP) de la Universidad de Costa Rica y publicada este martes en el Semanario Universidad, basado en 1.029 entrevistas realizadas por teléfono en entre el 3 y el 12 de octubre, muestra que dos de cada tres electores carecen en este momento de simpatía por un partido o un candidato. Algunos porque dudan de votar y otros porque -aún dispuestos a acudir a las urnas- no saben aún a quién apoyar.

Para el director del CIEP, Felipe Alpízar, la encuesta muestra claramente que las lealtades políticas que se daban en el pasado ya no existen y que el electorado de hoy en día es más exigente y hasta analítico.

"Los que van ganando dentro de esta carrera son los indecisos, luego tenemos las preferencias que se distribuyen dentro de los distintos candidatos, pero lo cierto es que a ninguno de ellos le alcanza (...) La otra característica del electorado es su volatilidad, es decir, que puede cambiar de un candidato a otro de un día para otro, aquellas lealtades partidarias y finalidades que existían en el pasado ya son existen como las conocimos", mencionó Alpízar.

Según dicha información Antonio Álvarez Desanti (Partido Liberación Nacional) está en primer lugar con un 19,6%, Juan Diego Castro (Partido Integración Nacional) es segundo con 12,6%, Rodolfo Piza (Partido Unidad Social Cristiana) se encuentra tercero con 11% y Carlos Alvarado (Partido Acción Ciudadana) es cuarto con 6,3%.

La fuga de partidarios que están sufriendo los agrupaciones se debe a múltiples factores, entre ellos que los partidos "son más débiles, sus bases muy pequeñas" y que "muchos de ellos han estado en crisis políticas, pasaron por escándalos de corrupción y hasta divisiones internas", explicó el también politólogo, Ronald Alfaro.

"En Costa Rica los ticos tienen una firme creencia en el voto, pero podría debilitarse especialmente con las nuevas generaciones", dijo Alfaro.

Otro de los aspectos que cambiará día a día el panorama electoral será cómo se muevan las aguas políticas y todas las investigaciones que se están llevando a cabo en temas como dineros sospechosos recibidos durante las campañas o asuntos como el del cemento chino.

Es por ello que la corrupción creció como uno de los principales problemas que más preocupa al ciudadano, junto con el desempleo.

Este grupo de indecisos es calificado por los expertos como "muy duros" de persuadir, porque están más informados, más críticos, que estudian a los candidatos, sus propuestas, que ven debates y están muy metidos en redes, lo que representará un gran desafío para los candidatos.

Punto positivo

En el caso del candidato del PAC, Carlos Alvarado, a pesar de ser cuarto toma la encuesta desde el punto positivo y además como un gran reto en estos tres meses para tratar de convencer a los que decidirán el futuro del país.

"Lo veo con grado de optimismo y con muchas ganas de trabajar. Mantenemos un nivel de apoyo similar que nos pone entre el 8% y 6%. Pero lo veo positivo, porque de los cuatro primeros candidatos, yo soy el menos conocido, me conoce el 50% de la población con una campaña de frente y con un 40% de personas que dicen que van a salir a votar pero no saben por quién", aseguró.

Alvarado insistió que el gran reto como país es decirle a la gente que sí se puede, y lograr que se presenten a las urnas el 4 de febrero de 2018.