Cárceles deben separar espacios de visitas entre sentenciados y detenidos sin condena, ordena Sala IV

fallo​Magistrados concluyeron que todo centro penitenciario debe mantener a las dos poblaciones separadas

Las cárceles del país deben separar los espacios de visitas familiares de aquellos privados de libertad que están detenidos a la espera de una condena -conocidos como indiciados- de los lugares que habilitan para las visitas de quienes ya descuentan una pena.

Los magistrados de la Sala Constitucional resolvieron un recurso de amparo interpuesto por un grupo de privados de libertad del Centro de Atención Integral de San Carlos contra la Dirección de esa cárcel, que organizaba las visitas familiares en la plaza de fútbol y mantenía juntos a indiciados y sentenciados.

vocera sala constitucional, vanlly cantillo

La vocera de la Sala Constitucional, Vanlly Cantillo, explicó que los centros penitenciarios del país deben acatar la orden de los magistrados.

Los magistrados recordaron en el fallo que "los procesados estarán separados de los condenados, salvo circunstancias excepcionales, y serán sometidos a un tratamiento distinto, adecuado a su condición de personas no condenadas" de acuerdo con el Artículo 10, inciso 2, del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.