Casos de agresión infantil atendidos por Hospital Nacional de Niños disminuyeron 5% el año anterior

MaltratoCentro médico alerta que recibe diariamente cerca de 5 casos sospechosos de agresiones a niños

Los casos confirmados de agresiones infantiles atendidos por el Hospital Nacional de Niños disminuyeron un 5 por ciento el año pasado, en relación con los de 2012.

De acuerdo con datos del Departamento de Trabajo Social de ese centro médico, el año anterior se atendieron 1.634 casos de menores con agresiones confirmadas, mientras que la cifra en 2012 fue de 1.725.

El director de la Unidad de Trauma del Hospital Nacional de Niños, Marco Vargas, comentó que a pesar de la disminución, los casos deben ser menos cada año.

El especialista aseguró que los casos atendidos en el centro médico son muy severos. Se trata de golpes en la cabeza, fracturas en cráneo, huesos, golpes en las costillas, quemaduras y lesiones musculares.

Desde 2009, el Hospital Nacional de Niños registra más de 1.500 casos anuales de atenciones médicas por agresiones confirmadas.

El centro médico los recibe y los mantiene como sospechas de agresión hasta que se abre una investigación que permite determinar si el niño es víctima de golpes y de diferentes tipos de maltrato por parte de adultos.

En 2011, la cifra de atenciones médicas por agresiones infantiles confirmadas llegó a 1.544, en el 2012 los casos aumentaron a 1.725 y en 2013 se dio una leve disminución a 1.643.

Para prevenir los casos de violencia y agresión a menores, el Hospital Nacional de Niños trabaja en tres ámbitos. El primero de ellos es la prevención mediantes campañas informativas que instan a las personas que conocen casos para que los denuncien.

El segundo campo de trabajo es la atención médica de los menores agredidos.

El último ámbito de trabajo es la denuncia de los casos, luego de una investigación del Departamento de Trabajo Social del Hospital Nacional de Niños. Los casos se remiten como denuncias penales contra los posibles agresores.

Para Vargas, los esfuerzos de los últimos años dan frutos poco a poco. "Ya se ve una reducción pequeña en los casos de agresiones, pero se requiere que sigan bajando cada año para evitar el dolor y sufrimiento de tantos pequeños", agregó el especialista.

Los 1.643 casos de agresión infantil que atendió el Hospital Nacional de Niños el año pasado representaron una inversión de ¢856 millones