Cataluña cierra históricas elecciones centradas en obtener su independencia de España

comiciosIndependentistas llevan más de dos años solicitando un referéndum.

Cataluña votó masivamente este domingo en unas elecciones regionales "históricas" en las que sus ciudadanos podrían entregar el gobierno a una coalición independentista decidida a iniciar un proceso de secesión de España. Unos 5,5 millones de catalanes estaban llamados a las urnas.

Las urnas electorales cerraron a las 18:00 locales (12 mediodía en Costa Rica). Un 63,14 por ciento de electores había votado a las 17:00, 6,8 puntos porcentuales más que a la misma hora en 2012, año que ya había batido récords de participación.

Los primeros sondeos a boca de urna daban una victoria a los independentistas. Aunque los resultados oficiales tardarían algunas horas.

"Hoy en Cataluña hay una gran victoria de la democracia. El resultado lo sabremos esta noche, veremos quien gana, quien no gana. Pero la democracia ya ha ganado", afirmó el presidente catalán saliente, el independentista Artur Mas.

Tras más de dos años pidiendo un referéndum de autodeterminación como los celebrados en Quebec o Escocia, sistemáticamente denegado por el gobierno conservador español de Mariano Rajoy, Mas apostó finalmente por convocar estas elecciones anticipadas y dotarlas de un carácter plebiscitario.

A ellas se presentó junto a independentistas de izquierda y derecha y numerosas figuras de la sociedad civil, incluido el exentrenador del FC Barcelona y actual técnico del Bayern Múnich Pep Guardiola, en Junts pel Sí.

"Tengo el corazón dividido, en el fondo no quiero la independencia, no me convence el separatismo pero estoy harta de que no nos escuchen" en Madrid, afirma Conchi Machado, 61 años, trabajadora de un comedor escolar. "Por eso voto JxS, para ver si por fin nos escuchan y se dan cuenta que aquí pasa algo

El voto antiindependentista queda disgregado entre el centrista Ciudadanos, el izquierdista Podemos, el Partido Socialista y el conservador Partido Popular (PP) de Rajoy, cuya campaña se centró en Barcelona y su área metropolitana, donde viven 3,2 millones de personas.

¿El objetivo? Movilizar a los votantes no secesionistas, mayoritarios según los sondeos, especialmente en esta zona, pero menos activos políticamente.

Oficialmente destinados a renovar el parlamento y el gobierno regionales, estos comicios en el fondo van mucho más allá: apostar o no por un proyecto que lleve a la constitución en 2017 de una república independiente en esta región de 7,5 millones de habitantes.