No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Centro para tratar residuos garantiza carbono neutralidad a aeropuerto de Liberia

Acciones en terminal han permitido la reducción de 148 toneladas de dióxido de carbono entre 2015 y 2016

La instalación de un centro de logística para tratar residuos aeronáuticos permitió al aeropuerto Daniel Oduber Quirós, en Liberia, alcanzar la carbono neutralidad.

En él, también se da tratamiento a los desechos generados en su única terminal de pasajeros, la cual fue certificada este viernes por el Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE).

Al centro de logística acuden las 18 aerolíneas que operan en el aeropuerto de Liberia, para dar un tratamiento adecuado a sus residuos, lo que consecuentemente se traduce en una reducción de riesgos a la salud y al medio ambiente.

Ese proyecto representó una remodelación al lugar de acopio temporal de residuos con un costo de $150 mil. En el se pueden almacenar residuos ordinarios y reciclables. También cuenta con una bodega de residuos peligrosos y tratamiento de residuos internacionales.

Parte de los cambios en el aeropuerto incluyen la sustitución de luminarias fluorescentes por LED, lo cual significó una inversión de $172.525 para un ahorro de 275.631 kWh de energía eléctrica por año. Su equivalente es una reducción de 10,5 toneledas de dióxido de carbono (CO2) al año.

Además, la concesionaria que tiene a su cargo la administración de la terminal por 20 años (a partir de junio del 2009) -CORIPORT- invirtió alrededor de $23 mil en cambiar las cortinas de viento de las salas de abordaje por puertas automáticas que evitan que escape el aire acondicionado en las habitaciones, generando un ahorro de energía eléctrica de 15.431 kWh por año, para 0,6 toneladas menos de dióxido de carbono en el ambiente por año.

La certificación de carbono neutralidad incluye la cuantificación de gases de efecto invernadero, el desarrollo de proyectos de reducción y gestión de residuos, así como la recuperación de gases refrigerantes. Para ese último punto la administración adquirió tres cilindros con capacidad de 10 kilogramos para su recuperación, en un ahorro de 98 toneladas de CO2.

La suma de todas las acciones han permitido la reducción de 148 toneladas de dióxido de carbono, entre el año base, que es el 2015, y el 2016.

El Daniel Oduber genera emisiones directas por el consumo de gases refrigerantes, diésel, Gas Licuado de Petróleo (LPG), lubricantes, acetileno, manejo de residuos sólidos y recarga de extintores con dióxido de carbono. Indirectamente genera emisiones por electricidad y el transporte de empleados a través de un tercero.

El aeropuerto además adquirió Unidades Costarricenses de Compensación (UCC) para compensar las emisiones que no fueron reducidas. CORIPORT se comprometió a adquirir nuevas cada año.

En la misma línea, el coordinador de la Unidad de Carbono Neutro de la Universidad EARTH, Edmundo Castro, explicó que el proceso para llegar a ese estado requiere de cinco etapas. La primera es la realización de un inventario de gases de efecto invernadero, seguido de una reducción en las emisiones contaminantes, su remoción, la verificación y la entrega de la certificación.

"Es para la Universidad EARTH un orgullo que un aeropuerto haya aprobado exitosamente las cinco etapas, sin lugar a duda esta organización es un ejemplo de promoción ambiental", dijo Castro en un acto celebrado el viernes.

“La carbono neutralidad es un compromiso serio. Estamos comprometidos con el aporte a un país verde que cumple sus metas ambientales. Recibir la certificación carbono neutro nos mueve a fomentar acciones que favorezcan el ambiente de forma permanente y donde todos participan: los pasajeros, la comunidad aeroportuaria y hasta los vecinos”, manifestó el gerente general de CORIPORT, César Jaramillo.

Durante el 2016, por esa terminal transitaron 1.181.986, según registros proporcionados a este medio por la administración del aeropuerto.

Fotografías cortesía de: CORIPORT.